Hija de Paul Walker demanda a Porsche

Foto: ryanseacrest.com
Por Pedro Montesinos, Prácticum 1

Meadow Walker, hija del difunto actor, Paul Walker, interpuso una demanda en contra de la agencia automotriz, Porsche, alegando que algunos defectos en el vehículo causaron la muerte de su padre.

Dentro del oficio, se desmiente la versión que maneja que Paul habría muerto instantáneamente después del siniestro. La demanda maneja que el histrión se habría quemado vivo.

Walker falleció el 30 de noviembre del 2013, luego de que el auto en el que venía de copiloto, perdiera el control y se estrellara contra un árbol, en Valencia, una colonia al noroeste de Los Ángeles. El carro era conducido por Roger Rodas, amigo del actor.

La joven de 16 años argumenta que, en principio, la versión oficial, que sostiene que el choque de Paul fue causado por el exceso de velocidad, es errónea. En cambio, la demanda alega que el coche nunca se hubiera impactado contra el árbol si hubiera tenido un sistema de estabilización adecuado.

Foto: TMZ
El informe judicial reporta que el Porsche Carrera GT iba a una velocidad de entre 130 y 150 kilómetros por hora, mientras que la demanda interpuesta alega que la velocidad era realmente entre 100 y 115 km/h.

Una vez ocurrido el impacto, Walker habría quedado atrapado por una falla en el cinturón, el cual le fracturó algunas costillas y la pelvis. El protagonista de la saga Rápido y Furioso se encontraba atrapado irremediablemente, de acuerdo con la protesta.

La  joven de 16 años explica que cuando el Porsche se incendió –minuto y medio después del impacto-, su padre seguía vivo. El alegato establece que “Paul Walker inhaló hollín hasta su traquea, mientras el Porsche Carrera GT era consumido por el fuego”.


Jeff Milam, abogado de Meadow Walker, habló para TMZ. “El punto es que el Porsche Carrera GT es un carro peligroso, No debería estar en las calles y no deberíamos estar sin Paul ni sin su amigo, Roger Rodas”. La demanda de muerte por negligencia no maneja una cifra para compensar los daños.

Por su parte, la empresa automotriz alemana recalcó que el actor murió por conducción temeraria, no porque el vehículo en el que viajaba de pasajero, tuviera un diseño defectuoso. Porsche comentó también que lamenta el hecho de que una persona hubiera fallecido a bordo de un vehículo suyo y que la empresa no ha leído la demanda aún.



Recuperado de: TMZ

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.