El papa Francisco cierra su visita












Por: Mariely Moctezuma
Practicum 1


 El Papa Francisco llevó acabo el domingo por la tarde en Filadelfia una misa de cierre de su gira por Estados Unidos, tras reunirse con víctimas de abusos sexuales de sacerdotes católicos. Nuevamente, volvió a destacar el papel de la familia. 

El papa Francisco dijo a los obispos de Filadelfia que se había reunido con un grupo de víctimas de abusos sexuales perpetrados en ese país.

"Todos los responsables deberán rendir cuentas", comentó  el Papa en su último día en Estados Unidos.

El grupo estaba conformado por cinco adultos, tres mujeres y dos hombres, quienes sufrieron los abusos por parte de miembros del clero, familiares o maestros cuando eran niños, informó el portavoz del Vaticano. La reunión se produjo el domingo en la mañana en el seminario de Charles Borromeo de Pensilvania. En junio, el Papa aprobó la creación de un tribunal que juzgará casos de obispos acusados de encubrir a curas que abusaron sexualmente de menores de edad.


El papa Francisco otorgó una misa en la catedral de San Pedro y San Pablo de Filadelfia, en donde pidió una participación más activa de los laicos en la iglesia, ya que considera que el reto es fomentar un sentido de responsabilidad compartida en la planificación del futuro de parroquias e instituciones.

“La iglesia en los Estados Unidos ha dedicado siempre un gran esfuerzo a la catequesis y la educación y el reto ahora es fomentar un sentido de responsabilidad compartida en la planificación del futuro de nuestras parroquias e instituciones”, dijo.

El pontífice precisó que esto no significa “renunciar a la autoridad espiritual que se nos ha confiado; más bien, significa discernir y emplear sabiamente los múltiples dones que el espíritu derrama sobre la iglesia”.


La arquidiócesis de Filadelfia, a la que pertenece la quinta ciudad de Estados Unidos y que está considerada la capital histórica del país, tiene algo más de cuatro millones de habitantes y un 35% de católicos.

En su segundo día en Filadelfia el Papa Francisco visitó el Instituto Correccional “Curran-Fromhold”, donde compartió el momento doloroso que viven los presos y lamentó la falta de oportunidades en sistema judicial.


Tras un encuentro con obispos de diversos países, en San Carlos Borromeo, el papa abordó un helicóptero con destino a la cárcel ubicada a 27 kilómetros de la ciudad. Lo recibieron las autoridades de la prisión y fue acompañado hasta un gimnasio donde ya lo esperaban unos 100 detenidos todos vestidos con camisas celestes.

El papa comentó que “Jesús busca a todos porque quiere sanar las heridas, curar las llagas, y limpiar el polvo sin preguntar por donde anduvo cada quien o que estuvieron haciendo”.


“Quiero animarlos a tener esta actitud entre ustedes, que todas las personas de alguna manera forman parte de este instituto”, exclamó.





1 comentario:

Con tecnología de Blogger.