Lo abusurdo del Ice Bucket Challenge




Por: Gerardo Aram Correa Baeza

Alumno de Innovación y Estructura Periodística

Las tendencias de actividades absurdas habitan en el internet y ha nacido una nueva. El ice bucket challenge consiste en aventarse a uno mismo agua helada, y grabarse en video. Este reto, aparte de no traer nada nuevo o gracioso, daña el medio ambiente al gastar al menos una cubeta de agua.



Este reto empezó por Corey Griffin y ALS Association, con el fin de pedir fondos para personas que padecen esclerosis lateral amiotrófica. Sin embargo, el propósito del reto ha perdido rumbo. Personajes como el ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush; la anfitriona del programa The Oprah Winfrey Show, Oprah Winfrey; el empresario de Microsoft, Bill Gates, y hasta el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, han participado en este reto, sin darse cuenta del mal ejemplo que dejan a sus seguidores.

El hecho de donar dinero para poder tener derecho a hacer el reto es inhumano y no concientiza a la sociedad de ser parte de la ecología, como también, es un insulto para los lugares que tienen escasez de agua.




El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (ONU-DAES), publicó un artículo en su página web, donde habla sobre la escasez de agua. En una de las gráficas muestra la necesidad de agua que había en el mundo, en el 2013.

Fuente: ONU-DAES




La escasez de agua consignada en la gráfica, define el impacto del desperdicio que hay en todo el mundo. También nos define que más de 43 países sufren de la falta de agua. Igualmente, nos muestra que casi la mitad de la población en el mundo vivirá en áreas de estrés hídrico.


 
La tabla del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), muestra el porcentaje de la población con servicio de agua potable por estado de la República Mexicana, de 1990, 2000, 2005 y 2010.
Fuente: INEGI



El INEGI, nos informó en el 2010, que sólo el 89% de las viviendas tenía disponibilidad del servicio de agua; esto significa más de 74 millones de personas. Mientras que los demás ciudadanos se tenían que abastecer en pozos, ríos o arroyos.



Una vez más la sociedad nos deja muy claro el desinterés sobre el medio ambiente y deja en evidencia la ignorancia de los seguidores de este reto, ya que no tienen conciencia de que en otros lugares es un lujo tener agua para tomar, y el hecho de poder donar dinero no significa que tienen la libertad para gastarla.



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.