De vuelta a casa con un buen aprendizaje

La selección mexicana de futbol femenil sub 20 termino con su sueño mundialista al caer 2 a 1 frente a Corea del Sur en un partido muy apretado y lleno de emociones.
El pasado miércoles 13 de agosto, el equipo mexicano comandado por Cristopher Cuellar, vendió cara la derrota contra la escuadra asiática que llegaba con menos aspiraciones que sus rivales de grupo para clasificarse a cuartos de final ya que contaba con tan solo 1 punto por dos con los que tendrían mexicanas e inglesas y 4 para las nigerianas.
Comenzó la última ronda y el plantel de nuestro país anunciaba su deseo por quedarse con los 3 puntos de la serie ya que desde el arranque las jóvenes mexicanas se adueñaron de la pelota aunque sin claridad de idea en la zona de definición de la cancha. Pasaban los minutos  y aunque México era mejor en el terreno de juego, Corea se encontró con una opción que Lee, futbolista coreana, desaprovecho para fortuna de las nuestras, lamentablemente no se aprendió la lección y en su segunda oportunidad, al minuto 42, bajó la pelota como si fuera una hechicera y con su pierna derecha y un toque suave venció a la guardameta Cecilia Santiago que nada pudo hacer silenciando al público del Estadio Nacional de Toronto y animando a otros pocos, al final siempre habrá dos caras en el deporte, la derrota y la victoria.  Con el 1 a 0 terminaba el primer tiempo.
Ya cuando dio inicio el segundo tiempo, el partido que tenía que ver con este mismo grupo entre europeas y africanas puso mayor tensión al asunto debido a un penal fallado de Mead y otro anotado por Oshyewa para poner a las águilas verdes de Nigeria arriba en el marcador 2 por 1; con esto la selección mexicana femenil sub 20 necesitaba del empate para avanzar pero ya para entonces el marcador se encontraba 2 contra 0 por un penal polémico que anotaban las surcoreanas y ponía en mayores aprietos a nuestra selección. Justo en el momento en dónde estaba por empezar la desesperación de las jugadoras nacionales, Zamarsich se encontró con una pelota en el área que impactó de volea después de una media vuelta letal para estrellar la esférica en la red y que la afición por fin se pudiera poner de pie.
Pocos minutos tuvo “la sele” para empatar el partido y clasificarse pero con un final de alarido las acciones quedaban en suspiros y el grito de gol estaba queriendo salir de la garganta de los aficionados mexicanos en Canadá. Todo finalizó en drama y suspenso… las lágrimas de la portera Santiago reflejaban lo sucedido, México no alcanzó el objetivo de avanzar por tercera vez consecutiva a cuartos de final y volvía a quedar fuera en manos de las surcoreanas como en aquel doloroso 2010 en Alemania. Se perdió el partido con honor y dignidad algo ya característico de las selecciones mexicanas de futbol, faltará dar ese paso del cual estoy seguro lo obtendremos en un futuro con un proceso bien planeado pero por ahora habrá que seguir trabajando y después continuar haciendo lo mismo una y otra vez para que el talento de la goleadora Fabi Ibarra, la entrega de Luz Duarte, el golpeo de pelota de Tanya Zamarsich, el liderazgo de Paulina Solís, el empuje de Cecilia Santiago así coma las habilidades de cada una de las jugadoras mexicanas de este mundial y de las que están por venir quede premiado en un futuro, la ventaja es que el futbol femenil comienza a crecer en nuestro país, apoyémoslo así como a otros deportes en general, aprovechemos el talento y que viva México!

Por último hay que aclarar que el equipo campeón de este torneo es Alemania por tercera ocasión consecutiva, por el otro lado de la moneda, la cara triste la muestra Nigeria al perder su tercera final seguida. 

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.