‘Médicos sin fronteras’ México y la epidemia del ébola


Foto Cortesía de MSF
Por Rodrigo Trejo Avendaño, alumno de Practicum 1

En últimas fechas, la crisis del ébola en el continente africano, específicamente en Guinéa, Sierra Leona y Liberia, ha puesto de cabeza al mundo. Organizaciones humanitarias alrededor de la orbe han dispuesto de sus recursos, de su gente y de su esfuerzo para tratar de detener la enigmática epidemia. Entre las organizaciones que han prestado su ayuda a las naciones afectadas por este brote debemos destacar la labor de la fundación ‘Médicos sin fronteras’, una ONG internacional que desde 1971 ha brindado su apoyo a comunidades en necesidad de ayuda médica.

La fundación, que tiene múltiples sedes alrededor del mundo, recluta médicos, personal de enfermería y otros voluntarios para apoyar comunidades donde la guerra o la pobreza no permiten que sus habitantes tengan acceso a atención médica adecuada. La organización, que funciona independiente del apoyo de gobiernos o instituciones estatales, vive de donaciones, y todo lo que recauda  se destina directamente a la ayuda humanitaria que ofrece alrededor del mundo.
Foto Cortesía de MSF

En entrevista radiofónica con Gerald Massis, director general de ‘Médicos sin fronteras’ México, el equipo de COMA indagó acerca de la labor de esta organización en África, específicamente lo que hace por el brote masivo de ébola. Massis, quien  aprovechó para invitar al auditorio de RadioAnáhuac a visitar la página de la fundación, comentó que, ante la falta de una cura, “el equipo de ‘Médicos sin fronteras’ está trabajando en garantizar las condiciones para ayudar a detener la ola de contagios.” 

Por otra parte, Massis aseguró que el apoyo mexicano a ‘Médicos sin fronteras’ es indispensable para controlar, tanto la crisis de ébola, como las múltiples emergencias humanitarias que suceden alrededor del mundo. “Actualmente, más de 1800 voluntarios mexicanos apoyan a nuestra organización”, explicó Massis, “de ellos, alrededor de 50 están trabajando en solucionar el problema del ébola.”

El ébola es una enfermedad relativamente nueva; se detectó por primera vez en la década de los 70s. Por lo mismo, la investigación está en pañales, y lo más cercano a una cura son tratamientos experimentales cuya efectividad se desconoce. Este último brote es el más grande que se ha registrado en la historia y, aunque los médicos aseguran que es poco probable que la enfermedad llegue a nuestro país, es importante brindar apoyo a organizaciones como ‘Médicos sin fronteras’, que trabajan sin descanso para mitigar esta y otras crisis.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.