El Cáncer, un ladrón de vidas

Por: Mariana Valtierra Manjarrez

 Alumna de Comunicación


"Cuantas veces se enseña a un niño, prematuramente, algo que él hubiera podido descubrir por sí mismo, tantas otras se impide que ese niño invente y que, por lo tanto, entienda a plenitud lo que se le enseño" : Jean Piaget




El cáncer, mejor conocido como la “enfermedad del silencio” es originado por células inmaduras que se multiplican descontroladamente invadiendo  localmente y a distancia otros tejidos, de igual manera puede consumir diferentes órganos.
En México, cada año el cáncer toma alrededor de 3,800 víctimas infantiles de 5 a  14 años de edad, siendo esta enfermedad la segunda causa de muerte después de los accidentes. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos,  el cáncer en los infantes es detectado en fase avanzada o terminal, lo que implica un desgaste mayor en el cuerpo y pocas posibilidades de curación. Sin embargo, del 60% al 70% del cáncer que  es detectado a tiempo o en fase inicial es curable por lo que  es importante tener un buen seguimiento para que el enfermo tenga una recuperación y  una sanación favorable. 


En un estudio realizado por la Secretaría de Salud en las Unidades Médicas Acreditadas en México se reportaron que los cánceres más frecuentes son las Leucemia, seguida por los Linfomas, Tumores del Sistema Nervioso Central (SNC), y los Sarcomas de Partes Blandas. Dentro de las Leucemias el diagnóstico más frecuente es la Leucemia Linfoblástica Aguda, le sigue la Leucemia Mieloide Aguda, y la Leucemia Granulocítica; de los Linfomas, el más frecuente es el Linfoma Hodgkin, en segundo lugar el Linfoma No Hodgkin; Respecto a los Tumores de SNC el más frecuente es el Astrocitoma, el Meduloblastoma, el Glioma, el Ependimoma, y el Tumor Neroectodérmico Primitivo; de los Sarcomas de partes blandas el más frecuente es el Rabdomiosarcoma.
Los síntomas más comunes que se presentan en los niños con cáncer son: baja en el desarrollo escolar, palidez progresiva, disminución de actividad física, crecimientos ganglionares, dolor de huesos, sangrado en piel y mucosas, así como fiebre intermitente.
Para combatir cualquier tipo de cáncer, es necesario saber en qué grado se encuentra y las posibilidades que  tiene el organismo del enfermo en aceptar los tratamientos adecuados para combatir la enfermedad. La quimioterapia, radioterapia y cirugía son de los procedimientos mayormente ocupados para enfrentar el cáncer, en casos  necesarios se suele hacer trasplante de medula ósea.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.