"La crítica de la razón pura" de Kant

Camila de la Fuente Sandner
Practicum 1 


Kant fue un filósofo prusiano de la ilustración que influyó en la forma de pensamiento de la Europa moderna y por consiguiente, en la forma de pensamiento universal. Immanuel Kant en realidad se llamaba Emanuel. Nace el 22 de abril de 1724 en Königsberg, Prusia, sitio de donde no se alejó mucho durante su vida.

El cuarto de nueve hermanos, de los cuales cinco sobrevivieron. Hijo de un artesano alemán llamado Johan George y de su esposa Anna Regina Reuter. Immanuel fue educado severamente, irónicamente dándole más importancia a la religión y al latín antes que a las ciencias, las matemáticas y la filosofía.



En su juventud fue un estudiante común y corriente, aunque constante en cuanto a investigación. Antes de estudiar en la Universidad de Königsberg en 1740, lo habían enviado al Collegium Fridericianum. En la Universidad se relacionó con profesores con pensamiento racionalista como lo fue Martin Knutzen y estudió diferentes tipos de filosofías: entre ellas las de Leibniz y Wolff. Además de estudiar filosofía, estuvo vinculado con estudios matemáticos de la nueva física de Newton.

Aunque en 1746 interrumpió sus estudios por la muerte de su padre y se convirtió en un profesor particular en los pequeños pueblos de Königsberg, no suspendió sus profundas investigaciones académicas. Tres años más tarde, publicó su primera obra filosófica titulada “Meditaciones sobre la verdadera estimación de las fuerzas vivas”. Tan sólo tenía 22 años cuando esta fue divulgada. Además de los temas filosóficos, Kant publicó otras obras pero con temas científicos y teorías del espacio que incluso aciertan con descubrimientos de hoy en día. Por ejemplo, Kant atinó que la Vía Láctea era un gran disco de estrellas formada a partir de una nube giratoria.



Luego de escribir muchas más obras, en su mayoría filosóficas, en 1964 Kant gana de segundo lugar  el concurso de la Academia de Berlín con su escrito “Sobre la nitidez de los principios de la teología natural y de la moral”. Seis años después, finalmente es nombrado profesor universitario de Lógica y Metafísica en la Universidad de Königsberg. Poco a poco, a sus 46 años, fue volviéndose más influyente como intelectual y filósofo del momento. Pero luego su vida dio un giro. En 1770, Kant no publicó ningún trabajo filosófico por unos largos once años. A esta época se le llamó silenciosa. Incluso el filósofo se aisló por un año, causando controversia y preocupación entre sus familiares, amigos y alumnos.

En esa época silenciosa escribe “La Crítica de la Razón Pura”, considerada la obra maestra de Kant, donde el filósofo cuestiona absolutamente toda forma de conocimiento humano y cómo este funciona. Luego de analizar profundamente la epistemología del momento, pone sobre la mesa una forma totalmente nueva de captar los conocimientos, ver y entender la vida. En este análisis también incluye una discusión sobre si la metafísica es o no una ciencia. Además, argumenta que la experiencia ordinaria contiene la misma validez que las matemáticas y la física.

Según Kant, nuestra mente conoce mediante las formas a priori de la sensibilidad (intuiciones puras) y la forma de conceptos puros (que son a través del entendimiento y son universales, necesarios y verídicos ya que son independientes a la experiencia). Entendimiento y sensibilidad están adentro de nuestra mente. El entendimiento viene del mundo exterior y las intuiciones puras del interior. Se crea una relación objeto – sujeto. Es decir, Kant busca juntar el racionalismo con el empirismo. Lo argumenta porque dice que es el ente sensible que está percibiendo al objeto (noúmeno, la cosa en sí) en un espacio y tiempo determinado, por consecuente, el sujeto es el que percibe, ordena y construye la realidad que lo rodea.



Se crea así lo que él nombra como el fenómeno, aquello que se nos da cuando mezclamos las formas a priori y las formas conceptuales. Por eso Kant mencionaba que jamás vamos a poder conocer meramente de forma objetiva la realidad porque para conocerla tiene que pasar a través de nuestra sensibilidad e intuiciones puras. Todo lo que está en el exterior no la podemos conocer sino sólo desde nuestra mente. Toda su teoría, según el autor, generaría una Revolución Copernicana. En su complejidad, Kant buscó romper con el proceso epistemológico humano reconocido por los estudiosos del momento y aportar un punto de vista totalmente nuevo.

Para la desgracia de Kant, “La Crítica de la Razón Pura” no fue bien recibida por su lectura compleja y larga para su entendimiento. Por ende, esta obra luego fue re editada varias veces por el mismo autor y acomodada para que los lectores pudiesen comprender con más facilidad sus ideas.

Pero eso no lo detuvo y siguió escribiendo obras filosóficas importantes que le otorgaron reconocimiento a nivel internacional. Entre obra y obra que fue escribiendo, surge la idea del Idealismo Alemán que luego varios filósofos kantianos tergiversaron y poco a poco llegaron a convertirse en el nido de las ideas nazi. Incluso el mismo Kant, sin saber que luego esta idea sería usada para el nacional socialismo, denuncia a uno de los filósofos que radicalizó el idealismo alemán en una carta abierta. Este fue uno de sus últimos actos públicos relacionados con su filosofía.

Immanuel Kant muere el 12 de febrero de 1802, en Königsberg, dicen que murmurando la palabra “basta” justo antes de perecer.





BIBLIOGRAFÍA

(S/A), (S/F) Biografía de Immanuel Kant. Obtenida el 17 de agosto de 2015 en http://palabrasyvidas.com/biografia-de-Immanuel+Kant.html

Allen Bird, O. (2015). Immanuel Kant german philosopher. Obtenida el 17 de agosto de 2015 en http://global.britannica.com/biography/Immanuel-Kant

Educatina (2011). Kant: Teoría del conocimiento. Obtenida el 17 de agosto de 2015 en https://www.youtube.com/watch?v=6TAK4k_J77w

Portillo, S. (s/f) Un día loco en la vida del profesor Kant. Uruguay: Errata Naturae

UNESCO, (1993) “Immanuel Kant” en Perspectivas. Francia: Oficina Internacional de Educación.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.