Stephen Wiltshire: Los sueltos trazos de la memoria

Camila de la Fuente Sandner
Practicum 1

            El arte de Stephen Wiltshire, artista inglés, nos sorprendió una vez más recordándonos que “tenemos que amar lo que hacemos”. Con unos audífonos puestos con música de los años setenta y una sonrisa sincera, trasmite con sus trazos desenfadados el caos, el tráfico y la enormidad de la Ciudad de México con tan sólo echarle un vistazo en media hora desde un helicóptero.

            El pasado lunes 24 de octubre se inauguró en la Torre Bancomer, en conjunto con el periódico Milenio, la exposición del artista que con el síndrome del sabio, ha dejado impactado al mundo con sus paisajes de ciudades dibujados a partir de su memoria. Edith Leija, curadora y museógrafa de la mediática exposición afirma que la respuesta del público ha sido excelente: “es una oportunidad para reflexionar la propia ciudad. De darnos cuenta más de nuestro entorno, de verlo y de repensar en el lugar donde estamos. Me gusta saber que estoy provocando una reflexión, una controversia, un punto en el que se puede dar un pequeño espacio para pensar ya que por lo general no lo hacemos. Con esta exposición me doy por bien servida.”




            Wiltshire luego de viajar en helicóptero media hora para observar la gigantesca Ciudad de México, comenzó a trabajar en una amplia mampara en el que se ha tardado aproximadamente 40 horas dibujando a mano suelta. “Es impresionante verlo dibujar y que parece que los edificios toman forma de la nada. No usa líneas de punto de fuga, no usas reglas. Solo su memoria y su plumón.” comenta Leija acerca del proceso artístico de Wiltshire.

            El artista contento de estar en la ciudad, comentó a través de su hermana –con quien mejor se relaciona- que le sorprendió el tamaño de la ciudad, la cantidad de trafico, el caos y ruido. Además, quedó maravillado con los edificios de la urbe, que tanto le gusta dibujar con detalle. Especialmente se interesó en la Torre Latinoamericana, en la que quiso enfocarse para detallar en su dibujo. “Es un trazo desenfadado, muy gestual y muy vivo. No es para nada frio, es muy cálido. Para saber dibujar tienes que observar bien, tiene una gran calidad de observación.” Agrega la curadora.



            Stephen Wiltshire cree que hay que encontrar para lo que eres bueno y luego hacerlo lo mejor posible. Por ello, ha dedicado su vida al arte estudiándola en la Universidad. Edith Leija comenta que “Él no es ningún improvisado, es la muestra que en la genialidad es un conjunto entre talento, trabajo, constancia, dedicación y disciplina. De ahí su fama que tampoco es gratuita.”


            “Como curadora esta experiencia me ha dejado muchísimo.” menciona Edith acerca de las aportaciones de la experiencia que le hicieron en ella como profesional y como persona. Ella se dedicó a la curaduría, museografía y coordinación de la importante exposición que estará presente hasta el domingo 30 de octubre. “Como persona me ha hecho maravillarme por las habilidades humanas, por el dibujo, por el sentimiento, por la línea, por el arte. En recordar que todo es dedicación, trabajo y esfuerzo y disciplina. Aunque parezca en un momento que es magia, en realidad por atrás, hay mucho trabajo y muchas cosas que no se ven.” 




3 comentarios:

Con tecnología de Blogger.