Trump y el -no tan- estúpido muro

“Oh México, pobre patria mía, tan lejos de Dios y tan cerca de Trump.” – Nuñez Esteva


Por: Sofia Salame Chacra
PRACTICUM 1
Innumerables veces han sido las que Trump ha señalado despectivamente a México y los sus mexicanos vía Twitter, en diferentes Talk Shows y discursos de campaña, llamándolos corruptos y violadores, entre otros adjetivos despectivos y falsos: “We get the killers, drugs & crime, they get the money”
El escenario y el discurso de odio del candidato republicano ha provocado que grupos tradicionalmente pasivos saquen a flote actitudes discriminatorias y de odio contra los migrantes, especialmente los mexicanos. Trump les promete y asegura que el problema “del mojado, de los corruptos y violadores” está a punto de terminar: deportando indocumentados, emitiendo nuevas visas antimigrantes y por supuesto, con la construcción de un muro: “hermoso y alto”.
Desde el principio de su candidatura, este sujeto ha declarado que si llega a la Casa Blanca construirá un muro con México, para frenar la inmigración ilegal y este muro según su dicho sería pagado por los mexicanos. “Hasta que no lo hagan, la ‘Administración Trump’ subiría las tarifas de los visados y las entradas a los puertos estadounidenses”, nos dice este singular personaje, según cita Alberto Núñez Esteva en su columna del Financiero.
trump-graf
vía: http://www.mientrastantoenmexico.mx

Antecedentes con Muros
La única valla que existe hasta ahora en el mundo rodea a Cisjordania, la obra comenzó en el 2005 y solamente se han construido 300 km de los 700 km previstos, el costo por kilometro (según un artículo publicado por Expansión revista) está entre 1 y 2 millones de dólares.
La frontera norte de México mide unos 3 185 km y existen tres alternativas para su construcción: la valla tradicional, el muro con prefabricados o una barra de seguridad.
En el artículo ¿Cómo sería el muro? por Ana Valle publicado en Expansión, se menciona que la valla tradicional consiste en utilizar blokcs de concreto, es fácil de levantar; sin embargo es un proceso de construcción lento.
El muro de prefabricados implica utilizar materiales de concreto y varilla, los tiempos de construcción son cortos, aunque la practicidad es casi nula: grúas, plantas de fabricación a lo largo de la frontera, camiones de traslado y, por supuesto, el uso de miles de trabajadores.
La tercera opción: barra de seguridad, solamente la maneja la empresa Magal Security Sistems en el Medio Oriente la cual, utiliza materiales como acero y otros materiales eléctricos. Es un buen sistema de seguridad, sin embargo, para los expertos también, “improbable” su construcción.
Fran Ferrera en Nueva Tribuna, menciona que al día de hoy ya existen 1.046 km de frontera vallados, con barreras fronterizas o con postes de acero.
57571750c461885b048b45dc
El muro
“Vamos a construir un muro” han sido las palabras que el candidato más ha repetido en sus discursos de propaganda. Todo comenzó con un tweet y un spot por televisión, que para muchos no fue tomado en serio, puesto a que Trump siempre ha sido considerado como un personaje “parlanchino” o como se dice aquí en México, “sin pelos en la lengua”.
Avanzando la campaña, el muro fue tomándose muy en serio, inclusive hasta la fecha ya se han mezclado las palabras: guerra y muro.
“Créeme, Bob, cuando revitalice nuestro ejército, México no va a jugar con nosotros a la guerra, te lo puedo asegurar”, dijo al periodista Bob Woodward, en una entrevista con MSNBC.
El primer enemigo para la construcción es la misma sociedad norteamericana de la que solo cuatro de cada diez apoyan la propuesta (67% de los republicanos y 21% de los demócratas según las agencias The Associated Press y GfK). Pero en los Estados fronterizos de ambos países, la oposición es aún más abrumadora, con un 86% de los mexicanos y un 72% de los americanos que se niegan a la construcción según el estudio del Arizona State University’s Cronkite News.
Sin-título-1.jpg
Vía Pictoline
Trump y sus peligros
Jorge Castañeda, ex secretario de Relaciones Exteriores de México, menciona en una entrevista para Entrepreneur: “que el muro es una ofensa, Peña se equivoca diciendo que cualquier país tiene el derecho de hacer los muros que quiera dentro de su frontera, no es así en el mundo moderno (…) para empezar ya hay muro, Bill Clinton lo comenzó 1994 de Tijuana a Otay, luego toda la parte de Sonora, Nogales, etc lo hizo Bush y Obama lo continuó con partes del muro, sí se puede hacer, tanto que ya se ha hecho, son cachos que faltan (…)”
Robert Keagan en el diario The Washington Post señala: “Seamos claros: Trump no es un tonto (…) No está secuestrando al Partido Republicano o al movimiento conservador (…) Él es una creación del partido, su monstruo Frankestein, traído a la vida por el partido, alimentado por el partido y ahora hecho suficientemente fuerte como para destruir a su creador (…)”
Asimismo, ex mandatarios de la República Mexicana (Calderon y Fox) han reiterado que no se debe de tomar a la ligera:
“Deberíamos de advertir lo que este señor representa, para México y lo que representa de peligro para Estados Unidos. ¿Por qué razón? porque está sembrando el odio antiamericano en todo el mundo (…) yo creo que esta lógica de exaltar la supremacía blanca es ni siquiera actuar contra la migración, Donald es descendiente de migrantes y está hablando contra migrantes que tienen un color distinto al de él. Es francamente racista y un poco es la explotación de fibras sensibles que en su momento el propio Hitler hizo”, declaró Calderon, añadiendo que los mexicanos no vamos a pagar un centavo por su estúpido muro.
El expresidente Vicente Fox también declaró que “Es un fanfarrón, presumido, ignorante, que no tiene ni idea de lo que es sentarse en la silla presidencial de los Estados Unidos, es un lugar de alto respeto. Seguir a un falso profeta como es Donald Trump, seguirlo al desierto, sin saber a dónde lleva a esta nación, es peligrosísimo”, dijo Fox.
c3b526e8-1894-43cf-85c2-cb3b1a6c68fa.jpg
¿Quién y cómo se pagaría?
Según un reportaje en Expansión el candidato mencionó en una entrevista con MSNBC
“Tenemos un déficit comercial de 58,000 millones de dólares al año. El muro tendrá un costo de 10,000 millones para su construcción”, dijo a MSNBC. “Pierdes 58,000 millones de dólares al año en comercio y adicionalmente le das subsidios a México”.
“Hay tantas formas en que México hace dinero con nosotros que es ridículo”, dijo el republicano, dejando entrever que una forma de conseguir dinero para pagar el muro sería a través de impuestos a los negocios de México en el territorio estadounidense.
“Pondremos impuestos al dinero que entre, al que salga, haremos tantas cosas que los vamos a enloquecer” ”, explicó Trump.
Jorge Castañeda menciona que  hay distintas formas para pagar el muro (por parte de los mexicanos): encareciendo el costo de las visas, reteniendo las remesas, elevando el costo del “paso” o peaje, entre otras formas.
A lo que expertos comentan que, si se anunciase la retención de remesas, los inmigrantes buscarían métodos alternativos como Bitcoins, si se aumenta el precio de visas y tarjetas para cruzar la frontera con sus respectivos impuestos podría iniciar un proceso inflacionista y si los incentivos para cruzar la frontera exceden el precio, las entradas al país disminuirían, conduciendo a una peligrosa recesión.
También se necesitaría expropiar grandes extensiones de terrenos privados de tribus indígenas que viven en ambos lados de la frontera y por si fuera poco según un reportaje de Animal Político, decenas de especies se verían afectados: mamíferos, pájaros y distintas plantas “incluyendo el icónico correcaminos americano y el cactus saguaro, símbolo cinematográfico del suroeste de EE.UU. El ecosistema desértico local también incluye pumas, borregos cimarrones y el ocelote, del que quedan apenas 50 ejemplares en el sur de Texas.”
Republican U.S. presidential candidate Donald Trump delivers foreign policy speech at the Mayflower Hotel in Washington
vía: REUTERS
Un muro… solucionaría ¿qué?
Según Fran Ferrera de Nueva Tribuna, “Esta masa social se nutrirá de las evidencias que muestran la ineficacia de la medida, ya que más de un tercio de los inmigrantes ilegales en Estados Unidos accedieron legalmente con visado y simplemente se quedaron en el país sin autorización. De igual modo, el muro tampoco imposibilitará a los traficantes acceder a Estanos Unidos. Por las zonas en las que ya existe esta medida, se han utilizado catapultas, cañones, rampas, drones y sofisticados túneles en zonas de Tijuana y Mexicali para evadir los controles.”
Quizá sea un estúpido mito de muro, quizá, solamente quizá no sea un estúpido mito de muro.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.