Análisis: "Ser más que una pieza de sus juegos"

Camila de la Fuente Sandner
Prácticum 1 

     “Quiero morir siendo yo mismo, ¿tiene sentido?” pregunta Peeta a la protagonista adolescente, Katniss Everdeen, la noche antes de los terroríficos Juegos Del Hambre. Esta pregunta, por más extraña que sea, tiene trascendencia. Nos hace comprender cómo no importa tanto la muerte con tal de tener una vida digna.

            Cuando este valor fundamental es secuestrado para poder entretener a una minoría y darle más poder, la pregunta de Peeta tiene todo el sentido. Como se repite contantemente: es preferible morir de pie que tener toda una vida arrodillados.



            La película Los Juegos Del Hambre refleja la lucha de los opresores contra los oprimidos, tal cual tesis de Karl Marx. Se busca demostrar cómo el entretenimiento y los medios son herramientas de control absoluto para mantener el poder de unos cuantos.

            La obra filmográfica está cargada de ideología, expuesta ante el mundo como un juego catalizador en el que permite participar -literalmente hasta la muerte- a unos pocos representantes de esos oprimidos para divertir a los opresores.

            En la Doctrina Social de la Iglesia -siendo una enseñanza moral y no una ideología- se busca justamente evitar este fuerte abuso que ha existido de los grandes países desarrollados a los que están en vía de desarrollo. Exige la subsidiaridad como deber de las naciones de primer mundo para apoyar a los que la han tenido más difícil.



            En este caso, si ejemplificamos con la película de Juegos Del Hambre, el Capitolio tendría el deber de buscar el desarrollo de los distritos a través de actos buenos para todos tener la oportunidad de crecer.

            En la historia filmográfica sucede lo contrario. El capitolio se aprovecha de los empobrecidos distritos que le generan materia prima para la élite. La clase obrera está en estado de miseria, sin alimentos y con la amenaza de ser escogidos en los sangrientos juegos mediatizados. Tal cual Coliseo Romano en su época, que veían a sus esclavos o gladiadores ser comidos por feroces leones por diversión. Pero en este caso, es peor, es una guerra de todos contra todos.

            Es importante notar cómo el Capitolio busca desunir a los distritos para que estos no organicen algo en su contra. Lo hacen a través del enfrentamiento en el Juego. Por eso, Katniss es tan importante en el cambio de la historia. Ella es la primera participante que resalta la dignidad humana en un juego donde la violencia deshumaniza a los jugadores. Los convierte en animales depredadores, haciéndolos olvidar que la vida es sagrada.

            En este juego de supervivencia Katniss crea controversia y hace algo nunca antes visto en medios: se ve claramente cuando la adolescente le hace un altar de flores a Rue al morir. Este acto cambia por completo la percepción de la audiencia. Todos están impactados con las imágenes, lloran en un funeral en el que sólo participa Katniss, pero muestra en pantalla a todos.

            En ese momento, se le recuerda al público que Rue es humana y merece morir con dignidad, ya que en su corta vida nunca se la permitieron.



            La Doctrina Social de la Iglesia resalta la unión entre naciones a través de la ayuda social. Se enfocan en la economía y buscan deshacer el enfrentamiento entre los países. Además, resaltan la primacía de la dignidad humana poniéndolo como valor principal.

            El Capitolio es experto en medios. A través de ellos hacen la ilusión de que se le está dando una vida digna a los participantes, dándoles de comer caviar y acomodándolos en elegantes apartamentos los pocos días antes del juego. El cinismo se hace verbo. Lo expresa hipócritamente Effie Trinket, tutora de Peeta y Katniss: “Lo maravilloso de tener esta oportunidad es estar aquí, aunque sea brevemente. Pueden disfrutar todo esto.”

            Aparentan darles dignidad a través de lo material, cuando por toda su vida nunca se les dio el valor humano que merecen por simplemente nacer humanos. Son tratados tal cual lo hacen con los toros antes de ser ser asesinados en un show.

            La Doctrina Social de la Iglesia busca enseñar cómo todos tenemos responsabilidad social para poder lograr el bien en el mundo. Humaniza al deshumanizado. Defiende los principios básicos del hombre. Trata como sujetos a quienes toda su vida han tratado como objetos. Le dan valor a la vida. En sus fines se quiere lograr lo que Peeta tanto desea: “ser algo más que una pieza de sus juegos”.







BIBLIOGRAFÍA:

Kilik, J., Jacobson, N. (Productores) & Ross, G. (Director). 2012. Los Juegos del Hambre. Largometraje. EEUU: Lionsgate.


Juan Pablo II. 2004. Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Obtenido de: http://bit.ly/1kvbLe4 el 12 de octubre de 2016

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.