Un día esperado: Día de muertos

Por: Elizabeth Zamora
Estudiante Comunicación y periodismo Universidad Anáhuac México Norte

Cuando llega noviembre sólo se puede pensar en el tema central del mes: el Día de Muertos. En la tradición mexicana ésta es una celebración de orígen prehispánico donde las personas hacen ofrendas a sus seres queridos que ya han muerto. 



Ésta costumbre se ha ido perdiendo con la mezcla cultural que ha existido a lo largo del tiempo, adoptando tradiciones de otros lugares como lo es Halloween, conocido también como “Noche de brujas” o “Día de brujas”. Una celebración en la que se acostumbra disfrazarse de personajes que causen terror; es una sátira a lo escalofriante.

El Halloween busca burlarse de aquello que causa miedo en la sociedad, mientras que el Día de Muertos intenta crear un vínculo afectivo con las personas que ya no forman parte de esta realidad. 



Se ha distorsionado la forma original de llevar a cabo la ofrenda que se hace a los difuntos, pero existen algunos elementos que se mantienen presentes, los cuales son: veladoras o cirios, imágenes de las personas fallecidas, flores (cempasúchil), sal, incienso, papel picado, representaciones de los elementos agua, fuego, aire y tierra, calaveras de yeso o distintos materiales comestibles, pan de muerto, copal, comida y bebida, artículos religiosos y objetos del gusto de las ánimas que se acercan al altar.

Para poder armar la ofrenda se necesita poner niveles que simbolizan el camino al cielo;  si son tres se dice que es por la tierra, el purgatorio y el cielo, otras personas suelen poner siete que hace alusión a cada uno de los estadíos que pasa el alma para llegar al cielo. 



Cada uno de los elementos que se pone en el altar son para poder guiar a las personas en su camino de visita a casa, así como en su regreso al cielo. La comida y objetos son para recibir al difunto, como cuando llega un huésped al cual se le da hospitalidad por una noche.



A pesar de las tradiciones que han llegado a México con la globalización, la costumbre que se tiene del día de muertos no se ha perdido y se ha tratado de fomentar creando festivales y eventos que muestren la belleza de esta tradición que caracteriza a la cultura mexicana. 


El Día de Muertos simboliza la visita más esperada del año, aquel encuentro con los seres queridos que se han ido y que por una noche llegan a pasar una velada, una mezcla de lo terrenal y lo espiritual en una misma dimensión.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.