Umberto y su Eco en la Eternidad



Por: Julio Cruz Montoya
Practicum 1

El pasado viernes 19 de Febrero, la literatura vivió un episodio obscuro al presenciar la muerte del escritor y filósofo italiano Umberto Eco, quien falleció a los 84 años de edad en la ciudad de Milan. Umberto Eco formó parte de los 17 intelectuales del Foro de Sabios de la UNESCO.

Hemos perdido un maestro pero no hemos perdido su lección. Querido profesor Eco, querido Umberto, hoy no te decimos adiós. Declaró la ministra de educación, Stefania Giannini, durante el funeral de Eco realizado en el castillo Sforzesco en Milan.



Entre los asistentes estuvieron: el presidente italiano Sergio Mattarella, el primer ministro Mateo Renzi y de igual manera los ministros de cultura, educación y reformas del mismo país.

El legado de Umberto Eco es sin duda uno de los más importantes en la historia de la literatura, nos encontramos con un escritor que se encargó de propagar la literatura italiana por todo el mundo, él italiano fue un entusiasta de la semiótica, lingüística y estética medieval, un genio de la escritura, y quizás la única duda será porqué nunca obtuvo el novel de literatura.

Eco es autor de 42 ensayos y siete novelas, entre la cuales destacan El Nombre de la Rosa(1980) novela que vendió mas de 30 millones de ejemplares, El Péndulo de Foucault(1988), Apocalípticos e Integrados(1964), Semiótica y Filosofía del Lenguaje (1984)  El Cementerio de Praga(2010) y Número Cero(2015) su última novela que critica el mal periodismo, por mencionar algunos.

A partir de Marzo se podrá conseguir su obra póstuma Pape Satan Aleppe, así lo hizo oficial Elisabetta Sgarbi, fundadora de la editorial La nave di Teseo.

Palmarés

   Miembro de los 17 intelectuales del Foro de Sabios de la UNESCO.
   Doctor Honoris Causa por treinta y ocho universidades.
   Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2000.
   Caballero de la Legión de Honor francesa
   Caballero Gran Cruz de la Orden del Mérito de la República Italiana.
   Nominado al Novel de literatura en múltiples ocasiones.

Los humanos somos animales muy raros, capaces de mucho amor y de cinismo aterrador, igual de dispuestos a proteger un pez de color que a hervir una langosta viva, aplastar un ciempiés sin remordimientos y tildar de bárbaro al que mata una mariposa. Similarmente, aplicamos una doble moral cuando enfrentamos dos sentencias capitales: nos escandalizamos con una y hacemos la vista gorda con otra. Umberto Eco.

2 comentarios:

  1. Una gran perdida en la literatura y la manera en que abordaba semiótica era increíble

    ResponderEliminar
  2. Me encantó la frase del final, pero bueno tenemos suerte de tener sus libros, no sólo para recordarlo sino también pasa seguir cultivando lo que él comenzó.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.