Disfruta El lago de los cisnes en Chapultepec

Por: Fernanda Luna
Practicum 1
“Para bailar no solo es necesario tener talento o conocer la técnica; la pasión y la entrega con la que lo hagas, marcara la diferencia”

Desde muy pequeños hemos oído hablar del cuento de El lago de los cisnes y es que no hay persona alguna que no haya escuchado hablar de este famosa historia que es acompañada del ballet, hasta en las famosa muñeca Barbie tiene una adaptación en sus películas. ¿Porque no nos damos la oportunidad de disfrutar esta obra tanto de la historia, la música y la danza en un espectacular lugar de la Ciudad de México?


El famoso Lago de Chapultepec  es el lugar favorito para presentar El lago de los cisnes llegando ya a su 40a temporada con una gran producción que fue renovada en el año 2014, seguro muchos de ustedes dijeron “ya la vi” o “me llevaron cuando estaba chiquito” pues tienen que ir a verlo otra vez, ahora hay un castillo, pantalla de agua, arreglos musicales en las melodías de Chaikovski, el vestuario está muy bien diseñado, el escenario es mucho más grande, ya que no solo se desarrolla en un escenario, sino que se amplió la escenografía y ahora hay tres lugares donde se lleva a cabo este gran show, por lo que te mantiene con gran expectación.

La cita fue a las 19:30 en la isleta menor del Lago de Chapultepec, que no es el Lago que se encuentra al principio, sino que es más al fondo, de todos modos habrá personal que te indicara el camino. Nosotros entramos por la puerta que está enfrente del Tamayo, donde hay una librería y una cafetería, nos permitieron el acceso muy rápido a Chapultepec OJO no al espectáculo, ya que más adelante existe otro retén donde si te revisan los boletos y te indican el acceso a tus lugares.


Al llegar no podía creer cuanta gente había, todas las gradas y sillas estaban llenas, Tihui Gutiérrez, maestra de la Compañía, aseguró que estaba muy contenta por el boletaje, ya que les ha ido muy bien además reconoce que la compañía ya tiene su propio público y no solo por esta obra sino también las que se presentan en el Auditorio Nacional y en el Palacio de Bellas Artes con obras como Giselle, Coppelia, Sueño de una noche de Verano, entre otras producciones.

El espectáculo comenzó muy puntual a las 20:00 horas, al fondo se oía un cabalgar, y en instantes aparecieron unos caballeros montados en corceles para dar inicio a la obra. Entre el escenario principal, el castillo y el brujo se va desarrollando todo la historia, entre iluminación y pirotecnia se van llevando a cabo los actos y el desenvolvimiento de todos los bailarines, que en esta ocasión los roles principales serán interpretados por sus primeros bailarines, además que les están dando la oportunidad a jóvenes promesa como Alejandro Mendoza y Greta Elizondo para interpretar los papeles estelares.

Todos los bailarines reflejan pasión en sus movimientos, ante el público pareciera tan fácil pararse en puntas y aunque en momentos sus cuerpos tiemblan de tanta fuerza en sus músculos, no pierden la emoción que reclama su personaje lo cual hace admirarlos mucho más y no es para menos, desde noviembre estuvieron haciendo casting tanto nacional e internacional para traer nuevo talento a El lago de los cisnes, además que ensayan más de cuatro horas al día y llevan una dieta muy estricta “es una carrera que consume muchísima energía y te cansas muchísimo y te da un hambre voraz, pero uno no puede comer todo lo que quisiera, porque tienes que conservar la línea y el físico adecuado” aseguró Tihui Gutiérrez.


Debo confesar que no había tenido el placer de ver esta fabulosa obra y no me decepciono para nada, cuando piensas que ya lo habías visto todo al finalizar los protagonistas te dan una gran sorpresa en el lago y no les voy a decir porque ustedes tienen que descubrirlo. El frio no fue factor para sentir la emoción tanto del público y de todo el elenco, ellos transmitían emociones al su bailar y la gente lo agradecía con aplausos.

Este ballet creado Lev Ivanov y Marius Petipa a finales del siglo XIX en Moscú, fue traído por el entonces director de la Compañía Nacional de Danza, Salvador Vázquez Araujo, en 1976 con la idea de exponer este grandiosa historia al aire libre. Este año la Compañía se encuentra de fiesta, 40 años no se cumplen solos, y para esta celebración se emitirá un boleto del Metro y un billete de lotería.


El lago de los cisnes se presentara del 25 de febrero al 20 de marzo con funciones de miércoles a domingo a las 20:00 horas. El costo de los boletos van desde los 200 hasta los 146 pesos y se pueden adquirir en las taquillas del Centro Cultural del Bosque que se encuentra a lado del Lunario, en el Palacio de Bellas Artes o por Ticketmaster.
No se pueden perder el talento de estos bailarines, además de la inigualable experiencia en el Lago de Chapultepec, no se arrepentirán y querrán regresar una vez más.



4 comentarios:

  1. -
    yo, fui a ver el espectáculo el año pasado y la verdad es que coincido con la autora, a mi me encanto tanto que hasta el clima se te olvida.

    ResponderEliminar
  2. Cada año espero con audacia la temporada del Lago de los Cisnes. Aparte de ser muy buena obra, la presentación de esta y la producción que desarrollan dentro de un lago es impresionante. Definitivamente una obra que vale la pena ver.

    ResponderEliminar
  3. De verdad me gustó este artículo porque estoy muy interesada en asistir. Me gustó que el autor no haya revelado la sorpresa, y de igual manera agradezco que haya incluido los precios de los boletos.
    Priscila Pérez L.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.