Laguna del Carpintero: el primer caso Tajamar. Entrevista a la abogada Hilda Gómez (parte 2)

Juan Carlos  Espinosa

Practicum l


El último tramo de este interesante intercambio. La abogada y académica, Hilda Gómez, responde el caso particular de la Laguna del Carpintero, lo que este redactor, ha decidido llamar "el primer caso Tajamar". Igualmente, se le planteó la posibilidad que tiene la ex alcaldesa Magdalena Peraza de volver a estar al frente del municipio de Tampico, después de haber autorizado la segunda tala al manglar de la ciudad porteña. Sus respuestas fueron contundentes...

Ahora quisiera pasar a un caso que afecta la localidad en donde usted reside, Tampico, Tamaulipas. Está este asunto que no fue muy difundido en su momento: la Laguna del Carpintero. Para quien nos lea en la Ciudad de México, y no esté muy involucrado con este caso, sería bueno explicar: ¿Qué es la Laguna del Carpintero? ¿Qué sucedió?  ¿Por qué tiene relación con todo lo que nos ha dicho?

La Laguna del Carpintero es un cuerpo de agua que está en el centro de la ciudad de Tampico. Es una laguna que se conecta al agua del mar y las corrientes marinas del Golfo de México. En un centro de ciudad no es común ver este tipo de ecosistemas completos. Somos privilegiados de tener, a la mitad de nuestra ciudad, una laguna que tiene flujos del Golfo de México. Ésta consta de 157 hectáreas, de las cuales la mitad es cuerpo de agua y la otra es un humedal, es decir, donde se albergó casi 80 hectáreas de un bosque de manglar.

Tenemos fotografías de 1946 donde se ve el bosque completo de manglar en esas 80 hectáreas. Ahora, vemos en fotografías más recientes cómo se taló casi el 75% del bosque y solamente quedan 16 hectáreas sin devastar, y de esas 16, hay siete que forman un manglar. Es decir, de las 80 hectáreas que había de manglar sólo quedan hoy siete, que por cierto, se encuentran en peligro.
Laguna del carpintero. Tampico, Tamps (antes de 2013).

Con este antecedente, te digo que hace siete años ocurrió la primera tala de estas siete hectáreas de manglar que te comento. Esto porque a algunos se les “ocurrió” construir un centro comercial ahí y como ciudadanos alzamos la voz y presentamos una denuncia ante Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente), además de una denuncia penal. En el curso del asunto legal se logró detener la obra y se impuso una multa al Ayuntamiento de Tampico. A partir de ese entonces, todos supieron de la existencia de un manglar en la ciudad y de su importancia, además de que se empezó a regenerar de manera natural. Fue una noticia que a nivel local fue muy destacada. 

Tala ilegal del mangle en la Laguna del Carpintero (2013).

Sin embargo, en 2013, durante la administración de Magdalena Peraza (alcaldesa de 2011-2013), viene el proyecto de la construcción de un parque ecológico. Mucha gente nos pusimos muy contentos, porque el escenario de un parque ecológico es un buen destino en una zona urbana con ecoturismo, lo que beneficiaría a la economía de nuestra ciudad. Pero resultó que eso fue lo que se anunció, pero al momento de empezar la obra se tapó todo con una cerca negra y supimos que su intención era, otra vez, talar los mangles que ya se habían regenerado de manera natural en seis años y medio.

Pero en este caso lo volvieron a talar quitando 40 centímetros de sus raíces para evitar una nueva regeneración. Es decir, fue con plena premeditación, preparación y con un engaño clave porque lo que se hizo fue tratar de extinguir, de una sola vez,  la totalidad del manglar.



¿Hubo algún permiso federal o estatal para esto?

La única manera válida para hacer esto es con una evaluación de manifestación de impacto ambiental (MIA). Ésta no lo tuvo, fue totalmente ilegal, a pesar de que el cabildo en el momento de autorizarlo, y aplicar recursos, dijo que había conocimiento de la existencia de casi siete hectáreas de manglar que estaban protegidas mundialmente y que no se iban  tocar. O sea, la autorización se hizo bajo la condición de no afectar al manglar. Pero en el momento de llevar a cabo la obra, hicieron lo contrario. Una simulación total de la obra, sin ninguna autorización federal.
Magdalena Peraza, alcaldesa de Tampico (2011-2013).

¿Qué autorización tenía? Una con datos falsos, una autorización estatal que era sólo hacia la orientación del proyecto en el punto de vista de ingeniería civil y de diseño arquitectónico, pero mentía sobre la existencia de manglares. Aunque concedamos que lo hubiera dicho, no tiene validez una autorización estatal en el tema de los manglares. Entonces, fue una obra ilegal y de mala fe, con la idea de extinguirlo.

Una vez más, un grupo de ciudadanos, interpusimos una denuncia ante Profepa, ésta no prosperó a diferencia de la primera, porque el funcionario de la dependencia al que acudimos se encontraba coludido. Él incluso ya fue despedido en forma posterior con base en denuncias públicas que sí progresaron pero en aquel entonces protegió la tala.

Él era el delegado estatal en Tamaulipas y ante la impotencia que sentimos muchos tampiqueños, de que no estaban funcionando las instituciones, acudimos al juicio de amparo y obtuvimos una suspensión definitiva de la obra, que sucedió en agosto de 2013 en el Juzgado Noveno de Distrito,  un juzgado federal. Gracias a esta suspensión, desde esa fecha y hasta hoy, nuestro manglar se ha ido regenerando de forma natural. Juicio que, por cierto, ha sido atraído por la Primera Sala de la Suprema Corte.

¿Se tiene alguna fecha prevista para este fallo?

Fue atraído apenas en el mes de noviembre del 2015, así que se va a empezar a estudiar y más o menos en el mes de agosto de este año esperamos tener ya una resolución definitiva. Será una de última instancia, al menos a nivel nacional, todavía nos faltaría la instancia internacional en caso de que no nos conformáramos, pero yo espero que concedan el amparo y ese precedente se siente para que sirva en casos como el de Tajamar.

Caso atraído por la Suprema Corte de Justicia en noviembre del 2015.

Licenciada, primero muchas gracias por acceder a esta entrevista y segundo, quisiera terminar esta conversación con una pregunta rápida. He estado leyendo en la prensa tamaulipeca sobre la posibilidad de que Magdalena Peraza, esta alcaldesa que llevó a cabo la segunda tala del manglar en Tampico, pueda ser aspirante al cargo una vez más ¿qué piensa sobre esto?

Pues, ¿qué te puedo decir? Me daría mucha pena porque es una persona que abiertamente está inmiscuida en una resolución que sanciona por daño grave a nuestro ecosistema. Además, no sólo es la denuncia y el amparo, sino que también hubo ya una resolución de Profepa, donde por el daño que se ocasionó obligaron al municipio a temas de restauración completa, cosa que no hicieron. Sería muy triste que una persona impune regresara apremiada. A mí me dolería mucho que la sociedad y los partidos no evaluaran los perfiles de sus candidatos y pongan a personas que ya demostraron que no tienen condiciones de ética y de responsabilidad para gobernar. Un dato más: recordemos que según la Constitución, quien dañe al medio ambiente tendrá que responder. Así que tiene esas cuentas pendientes.


Gracias por la entrevista, licenciada…

Gracias a ti y un saludo a todos tus lectores.


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.