Tarde pero seguro



Por: Sebastián Preciado

Practicum 1

Terminó el primer partido del año de la selección mexicana de futbol contra el combinado de Senegal en el estadio "Marlins Park", casa del equipo de baseball de la ciudad, ubicado en los Estados Unidos de América. El encuentro fue amistoso y no fue fecha FIFA, lo que significa que los futbolistas que disputaron el juego fueron únicamente de las ligas locales de ambas selecciones, e incluso los africanos fueron en su totalidad menores de 22 años de edad. 

El motivo del juego fue para que el Director Técnico colombiano Juan Carlos Osorio, al mando de la selección mexicana observara nuevas alternativas de jugadores para los próximos partidos eliminatorios rumbo a la copa mundial de la FIFA que se celebrará en Rusia en 2018, además de la próxima Copa América Centenario que se llevará a cabo en Estados Unidos en el mes de junio.

Desde que inició el partido, se notó la dificultad para que los atacantes mexicanos penetraran la defensa senegalés debido a que se dedicaron durante todo el encuentro a pararse bien de medio campo hacia atrás. El recurso del combinado mexicano para intentar llegar al área de los africanos fue circular el balón a lo largo y ancho del terreno de juego, sin embargo, hubo ocasiones en las que la desesperación le jugó en contra y provocaban imprecisiones en el toque del balón, sobre todo en la primera mitad.

Al minuto 20, el lateral derecho del Toluca, Gerardo Flores, falló la primera oportunidad clara para México al rematar un centro de tiro de esquina cobrado perfectamente por el mediocampista del León, Luis Montes. El balón se fue por encima del arco.

Tres minutos después, el mediocampista de Tigres, Jesús Dueñas intentó perforar la portería senegalés mediante un tiro libre directo que se fue desviado.

Al minuto 27, el defensa central proveniente del Querétaro, Yasser Corona, se confió al querer recibir un balón elevado con el pie en propia cancha pero Chérif Sané se anticipó y logró llegar hasta el rincón derecho del área mexicana para tirar un centro raso que Dame Guèye no pudo definir correctamente, permitiéndole al portero del Cruz Azul José de Jesús Corona atajar la única jugada peligrosa de Senegal en todo el primer tiempo.

A diez minutos del final de la primera mitad, Yasser Corona no pudo rematar un servicio de tiro libre de Jesús Dueñas.

Ya para la parte complementaria, la propuesta de juego del tricolor fue mucho más vertical, provocando que se generaran mucho más jugadas peligrosas en contra del cuadro africano.

El primer intento de la segunda mitad fue cortesía del delantero de los Pumas de la UNAM, Eduardo Herrera, quien remató de cabeza un centro del lateral izquierdo de los Tigres de la UANL, Jorge Torres Nilo. El envío fue atajado correctamente por el arquero senegalés Pape Ndiaye.

El segundo y último susto para José de Jesús Corona fue patrocinado por Dame Guèye, quien mandó un disparo desviado de la portería al minuto 61.

Al minuto 64, el mediocampista del Pachuca, Hirving Lozano se animó a pegarle a la pelota de larga distancia pero el esférico salió a las manos del portero.

Fue hasta el minuto 73 cuando cayó el gol mexicano gracias a un extraordinario centro desde la banda izquierda de Cándido Rámirez, futbolista de poca actividad con su club, el Monterrey y que además tenía poco tiempo en el terreno de juego; Jesús Dueñas no desaprovechó la oportunidad de cabecear el balón a contrapié del cancerbero senegalés, quien no pudo reaccionar para detener el remate.

Con el gol, la escuadra mexicana se notó más relajada, tanto así que a cuatro minutos del final del partido, Hirving Lozano envió un centro impecable desde la banda derecha para su compañero del Pachuca, Rodolfo Pizarro, quien se encontró sólo dentro del área para rematar pegado al poste izquierdo del arquero senegalés y así ponerle cifras definitivas al encuentro 2-0 en favor de los nuestros. 






No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.