¿Qué son los valores?








Sofia Salame Chacra
PRACTICUM 1

Me pareció interesante abrir mi resumen con una definición de la Real Academia Española sobre lo qué es un valor. Y me pareció interesante elegir las primeras tres definiciones por distintas y aun similares razones: 

1. m. Grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.
2. m. Cualidad de las cosas, en virtud de la cual se da por poseerlas cierta suma de dinero o equivalente.
3. m. Alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

Fue relevante desde mi punto de vista subrayar las seis palabras que abstrajeron el concepto de distintas formas: utilidad, satisfacer, deleite, virtud, significación e importancia. Al entender el concepto de valor como un conjunto de ejemplos o características que la sociedad propone para existir de forma inherente a la persona o también por otra parte como aquella cualidad de confiere a las cosas, hechos, personas o estimulaciones.
Entendiendo esto se puede regresar a la primer pregunta, qué le da valor a las cosas, el deseo o el valor material como tal.
Los valores pueden ser objetivos o subjetivos, siendo en la objetividad el ingrediente principal la estimación de lo agradable. En ambas partes se abre la oportunidad de ajustarnos a una experiencia, atendernos a las decisiones o a confiar en la intuición emocional y asegurarnos un saber preciso. 
Como bien lo ejemplifica en la lectura, si un juez quiere comprender a qué se le está dando valor y compararlo con el contexto, habría que comprender qué es un desvalor, para él y para su sociedad.
Es así que la gente valora de una forma determinada en donde no se puede extraer una conclusión sobre “así” se debe valorar, todo depende de reacciones, percepción de los sentidos, contextos, pensamientos, formas de vida y bien lo menciona el autor; los valores no se dan de forma aislada, sino de forma parasitaria en donde estos se sostienen de otros y estos de otros. 

A lo que se puede entender. Sí, la captación de lo valioso y lo que no es valioso es subjetiva y está atada a un contexto, a un juicio, a una preferencia. Sin embargo si se busca captar el objeto real, es preferente desvincular del valor mismo, comprender de una forma desvinculada a lo que se cree o a lo que te podrían hacer creer de cierto objeto, mensaje, etc. 
Por ejemplo, si una persona cree que cierto vino es bueno, por ser caro y te intenta convencer de eso. Detente. Pues los abusos de argumentos irreverentes se deben a la falta de claridad mental sobre determinados asuntos y a aquellas posibilidades de no poder captar la cualidad relevante de la irrelevante. 





En conclusión, desde mi punto de vista las cosas tienen valor porque las deseamos y al tener un valor especifico se busca todavía más obtenerlas. El valor esta implementado por percepciones sentimentales, por deseos y vivencias emocionales que o restringen o amplían la experiencia del sujeto. El preferir, siempre vendrá de la mano de una tendencia a elección y la misma definición que presente al inicio lo indica, el valor es aquello que se le da una significación por el placer, deleite o utilidad que este pueda proveer. 

Los valores, a veces, son tantos que se nos restriegan como palabras simples. Cada experiencia esta sujeta a un valor, cada comportamiento, actitud o decisión se amarra, excusa y veces se esconde detrás de los mismos valores. A veces, pareciera que se comercializa con estos, “que se digieren y no se saborean”. 
Para mí los valores, tanto económicos, sentimentales, morales, éticos… son mucho más que un puñado de palabras que se enseñan en la escuela para enseñar a comportarse, actuar o para tomar decisiones en la vida. Los valores criterios que se ajustan a nuestras vidas y que interactuan con nuestro contexto como una unidad.

En mi vida profesional comprendo.

-Para valorar y es importante considerar que es un desvalor: Para separar lo que existe en el rango de valores (éticos o económicos) debes de entender a tu target y a su contexto, qué es lo que ellos consideran que esta bien o mal y cómo es la forma de ajustarlo a los contenidos que tu les proveas. Como periodista y comunicologa comprendo que las reglas no se deben romper, sino estirar. Puedo generar contenidos que causen polémica o disgusto, pero siempre sujetándolo a las ideas que mi target conoce (este desacuerdo o en deacuerdo). No podemos ir por la vida etiquetando lo que esta bien y lo que es apto, sino somos participes de un conocimiento sobre lo que está mal, sobre lo que no tiene valor, etc… dentro de mi sociedad. 

-Profundidad de la satisfacción (entre más alto el valor hay una conexión de esencia por el cual se produce una satisfacción más profunda): Los valores pueden ser divisibles, durables o fundantes, cada uno de los valores que conocemos diariamente se pueden concebir o colocar en alguna de estas tres ramificaciones, según su importancia en nuestro ambiente, su relevancia en el sujeto y el cambio atemporal o temporal en la persona. Los fundantes, como lo mantiene la tesis que propongo, generan una mayor conexión de esencia y por supuesto construyen una satisfacción mucho más profunda en el humano. Creo que como comunicóloga hay que buscar contenidos no solamente apasionantes y llenos de adrenalina que generen experiencias, sino hay que idear experiencias emotivas y trascendentes que generen conciencia, cambio, mejoramiento, entre otras. 

-Valores no se dan aislados, sino que tienen una existencia parasitaria, se sostienen de otros y estos de otros. Y son captados por los sentidos: Como bien la tesis lo fundamenta, los valores son unidades que se construyen de valores más pequeños, pero no solo eso, sino se construyen de enseñanzas, de ideas, de prejuicios, de formas de vida, de emociones, de preferencias culturales, religiosas, sociales, etc. Al entender esto, comprendo que al enviar un contenido o mensaje a mi publico o a mis lectores, tengo que asimilar la complejidad de lo que se envía. Pensar en los pros y cons, ¿qué funciona?, ¿se entiende?, ¿representa algo para mi audiencia?, ¿afecta a mi audiencia?, entre otras preguntas que generan conciencia antes de enviar/transmitir un mensaje (desde una foto, un texto, una entrevista o un video)


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.