Óscares Épicos.


Por Diego Emilio Ramírez Garduño 

El pasado domingo 2 de marzo, se celebró la sexagésima octava edición de los premios Óscar otorgados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, en el Teatro Dolby de Los Ángeles, California. Esta edición fue presentada por la Comediante Ellen DeGeneres, que es la segunda vez que presenta los premios.
Los premios estaban llenos de tensión, el público estaba emocionado por saber si DiCaprio ganaría el premio de mejor actor y si Cuarón iba a ser el primer latinoamericano en ganar mejor director, pero quién se llevó la atención del público y la prensa fue su presentadora.
Ellen DeGeneres hizo historia en esta edición, quebró el sistema de Twitter con una selfie (autofoto) que se tomó con Jennifer Lawrence, Jared Leto, Bradley Cooper, Julia Roberts, Meryl Streep, Lupita Nyong’o, Brad Pitt y Angelina Jolie.
La fotografía tuvo tantos retuits que el sistema dejó de funcionar; esto hizo que la empresa Samsung, creadora del celular con el que se tomó la foto, donará un dólar a caridad por cada retuit que la foto obtuviera; en total tres millones 244 mil 852 dólares, y la cifra sigue aumentando.


Pero el momento más memorable de los premios fue la pizza, así es, también hubo pizza en los Óscares. DeGeneres salió al escenario diciendo que les había traído pizza porque sabía que todos estaban famélicos. La pizza se repartió a los invitados mientras ella, en el famoso sombrero de Pharrell, les pedía que cooperaran con la propina, ya que ella no tenía dinero.
Los invitados (y espectadores en sus casas) no paraban de reír, porque era algo nunca antes visto, aunque Jennifer Lawrence no prestaba atención, porque estaba disfrutando su pizza, alimento favorito de la actriz.

IMÁGEN TOMADA DE www.nacion.com
En cuanto al repartidor de pizzas, no estaba enterado de lo que iba a pasar esa noche, él se presentó en el Teatro Dolby como estaba indicado en la orden,  al llegar le dijeron que la pizza era para el staff y que tenía que esperar unos minutos.
DeGeneres se presentó y le pidió que la siguiera, de un momento a otro el muchacho ruso se encontraba frente a un escenario de tres mil 400 personas y millones de espectadores de todo el mundo.
Al día siguiente  fue invitado al talkshow de Ellen DeGeneres para que contara su experiencia y recibiera su modesta propina de mil dólares que recaudó la presentadora.
La pizzería Big Mama’s & Papa’s  agradeció, vía redes sociales, a Ellen DeGeneres por su preferencia y la oportunidad que les dio; dicha pizzería también tiene el Record Guinness por ofrecer la pizza más grande, disponible comercialmente: es una pizza de 2 metros cuadrados para entre 50 y 100 personas, que tiene un costo superior a los $200 dólares.

Ellen DeGeneres hizo de su segunda presentación la más cálida hasta ahora, destacó sobre otros comediantes por hacer sus chistes con respeto hacia los actores y no ser vulgar, lo que hizo que ésta edición fuera apta para todas las edades. Ella ha demostrado que para triunfar en el medio, y sobre todo en un evento como éste, sólo se necesita autenticidad y empatía con su público.

IMÉGEN TOMADA DE www.negrowhite.net

1 comentario:

  1. Es una publicación muy divertida e interesante y nos hace recordar con gusto los oscares.
    Karla Adriana Pintos de Acha

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.