Re definiendo la belleza


Por Ana María Pérez Cárdenas, Alumna de Prácticum I

“Average is beautiful” (lo promedio es bello), fueron las palabras que utilizó Nickolay Lamm para presentar su nuevo proyecto “Lammily”. Ésta es una muñeca que competirá con la Barbie; el giro en ella es que Lammily cuenta con las medidas de una mujer “común y corriente”.

Lamm, es un artista digital con un major en marketing por la Universidad de Pittsburgh. Sus ideas consisten en innovar proyectos y estudiarlos a profundidad para determinar cómo es que estos funcionarán o no. Su éxito más reciente es Lammily, la cual creó después de recibir muchas preguntas sobre dónde comprar una Barbie de tamaño normal.




El estadounidense logró crear un prototipo con la ayuda de una impresora 3D y de datos proporcionados por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos en donde investigó sobre las medidas que tiene una mujer “promedio”. La muñeca, Barbie, ni siquiera podría vivir con las medidas que proyecta.


La muñeca fue viralizada, tuvo tanto éxito y demanda que Lamm creó una plataforma de financiamiento masivo con el objetivo de costear la impresión de 5 mil unidades. Se planteaba obtener 95 mil dólares y actualmente cuenta con $456, 030 dólares quedándole aún 14 días para terminar el financiamiento.



Lammily, a pesar de no ser la primera muñeca en desafiar los inalcanzables estándares de la Barbie, ha roto estereotipos y predisposiciones sobre los ideales de belleza. La idea de admirar lo promedio redefine todo aquello que la industria más poderosa e influyente en las mujeres ha hecho en los últimos años.

Haz click para visualizar la imagen completa.

4 comentarios:

  1. Me parece muy significativo e importante que estos proyectos se lleven a cabo. Algo tan simple como la idea de aportarle a la Barbie tradicional las proporciones de una mujer real me parece una gran idea para redefinir el estereotipo de belleza que se tiene.

    Alexandra Silva

    ResponderEliminar
  2. Creo que es una muy buena idea e innovadora que dará un giro a la idea de belleza que tiene la sociedad, creo que es bueno que las niñas sepan que es imposible tener el cuerpo de barbie, creo que esta nueva muñeca evitara y controlara los desordenes alimenticios en niñas y adolescentes
    Griselda Sanchez Topete

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno! ya que los medios de comunicación nos meten tanto el que la belleza es estar esquelética. Aquí nos demuestran que la belleza es tener curvas y no ser talla doble cero.
    Camila Manterola

    ResponderEliminar
  4. me gusto que ya alguien quiere romper los estereotipos de belleza y que la prensa y la sociedad lo hayan tomado tan bien.....y poder ver que no salo hay una belleza sino muchas.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.