Camaleones de la actuación

 




Por Natalia Parra Díaz
Alumna de Practicum I
 
Ser actor o actriz requiere, como cualquier otra profesión, de tener pasión y entrega por lo que se hace. Meterse en la mente de un personaje con ciertas características psicológicas es algo que demanda mucha dedicación, y sobre todo, talento. Hemos visto personajes de películas y series que nos causan miedo, intriga, asombro, pero ante todo, curiosidad: ¿cómo hacen para interpretar a dementes, asesinos, psicópatas, y en fin, todo tipo de personajes?
Pero adentrarse en la personalidad de un ser humano no sólo requiere de tener la disposición mental para realizarlo, también se deben cumplir con ciertas características físicas que refuercen y le den más vida al mismo personaje para así brindar una actuación que sea completamente creíble. Al ver una película muchas veces no nos percatamos de quién es el actor o actriz que está interpretando un papel, pues algunos sufren transformaciones físicas que engañan a cualquier ojo, inclusive a los mismos fans.
En la historia del cine ha habido muchos casos de famosos que han pasado del glamur hollywoodense  a bajar, o muchas veces subir, hasta 30 kilos; sin contar el descuido facial y corporal al que los someten los directores y productores de las películas. A continuación mencionaremos algunas de las transformaciones más impresionantes de los verdaderos camaleones de la actuación.






Charlize Theron
 
La hermosa sudafricana de 38 años, y que actualmente es la imagen de la prestigiosa marca francesa Dior, sorprendió a todos cuando interpretó a una prostituta asesina en el 2003 en la película Monster de la directora Patty Jenkins. Para su actuación, Theron tuvo que engordar más de 15 kilos, además de usar prótesis en diversas partes del cuerpo, incluyendo la cara, y usar dentadura postiza. Su actuación fue tan impresionante que le valió el Óscar como mejor actriz en el 2004, además de un Globo de Oro y ¡18 premios más!




 






Christian Bale

El actor, intérprete de Batman en la saga del Caballero de la Noche, es de los actores que más transformaciones ha sufrido para diversos papeles. En un período de 10 años, ha pasado por diversos pesos que van desde los 55, 61, luego a los 86, y regresar a los 66, hasta llegar actualmente a los 90 kilos. Su más increíble transformación la sufrió en el 2004, cuando bajó 30 kilos en tan sólo cuatro meses para su papel en la película El Maquinista. Para poder bajar rápidamente de peso, Bale comía sólo una lata de atún y una manzana por día. En cuanto finalizó la producción, volvió a engordar para interpretar al millonario superhéroe de ciudad Gótica en el 2005.

 






Jared Leto
 El multifacético artista, Jared Leto, ha incursionado tanto en la música con su banda 30 Seconds to Mars, como la actuación, y también en la dirección de películas. Muchos los han catalogado como uno de los más talentosos de su generación. Leto, de 42 años, ha trabajado en diversas películas desde 1995 y sus papeles sorprenden por el profesionalismo con que los interpreta. Dos de los personajes que más han impresionado han sido el del asesino de John Lennon en la película Chapter 27, en donde tuvo que subir 30 kilos, representando un reto para él por ser vegetariano, por lo que tuvo que recurrir a comer pasta en exceso y agregarle diversos aderezos para obtener más calorías. Su otro papel, y por el cual ganó el Óscar a mejor actor de reparto, fue el del transexual con SIDA en la película Dallas Buyers Club, créditos que comparte con el ganador de mejor actor en una de las entregas de premios al cine más importantes del mundo. Para su interpretación, Leto tuvo que bajar 20 kilos además de cambiar su forma de sentarse, caminar y expresarse para representar lo más exacto posible su papel.



Matthew McConaughey

 
El reciente ganador del Óscar a mejor actor por su personaje en la película Dallas Buyers Club, dejó a todos con la boca abierta por su irreconocible papel en donde interpretó a un homofóbico  enfermo de SIDA. McConaughey pasó de tener un cuerpo fitness a bajar casi 25 kilos para hacer de Ron Woodroof, un hombre al cual le diagnostican sólo 30 días de vida. Además del Óscar, ganó otros premios en los Globos de Oro, Premios del Sindicato de Actores, los Critic’s Choice Awards y los Premios Días de Cine. Para llegar a pesar 55 kilos, se sometió a una dieta baja en calorías la cual consistía en comer más de cinco veces al día pero en pequeñas porciones, además de que siempre estuvo supervisado por un nutriólogo para evitar enfermedades a causa de la rápida pérdida de peso.




Como ellos, ha habido muchísimos famosos que han tenido que cambiar todo su aspecto físico para lograr convencer con su actuación, que no sólo incluyen lo físico, sino también en la parte psicológica, mostrando así que para actuar no sólo se requiere  tener “carita” para verse bien frente a la cámara.


2 comentarios:

  1. Natalia, muy buen reportaje, interesante lo que deben hacer los actores para hacer un pale convincente. Pero su salud va de por medio, eso de bajar 30 kilos para un papel es demasiado.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.