MATISSE: EL HOMBRE QUE VIVE EL CAOS

Por: Camila de la Fuente (@camdelafu)

A veces el hombre vive el caos porque sabe que no quiere ser ordinario, ni uno más de la masa. Se rompe lo conocido con su antítesis, el enemigo de la tradición. Eso es el fauvismo, que fue tan criticado en el mundo del arte en sus principios como también lo fue su principal representante Henri Matisse. Los colores y la expresión toman protagonismo ante el realismo, explotan ante nuestros ojos para dejarnos un mensaje que luego en el futuro, va a revolucionar la forma de ver el mundo.



El fauvismo es un movimiento del siglo XX de un grupo de artistas, que los hacían llamar despectivamente “Animales Salvajes” , que surge a partir del rechazo a las reglas establecidas. Ellos no estaban de acuerdo el movimiento impresionista, por eso, decidieron crear uno que le llevaría la contraria.  El impresionismo refleja las impresiones que le llegaban al pintor desde el mundo exterior, en cambio el Fauvismo junto al Expresionismo alemán, plasman las vivencias psicológicas del artista, se enfoca en las sensaciones internas. Además, también contradicen a la paleta de colores convencional utilizada en el impresionismo. No temían irrespetar la imagen natural de las cosas. Se inclinaban a favor de los colores puros y brillantes que le daban vida a la obra y utilizaban la deformación de la imagen para resaltar el sentimiento y la elevación de la interioridad. La diferencia entre el Fauvismo y el Expresionismo alemán es su visión del mundo. El del Expresionismo es pesimista, mientras que el Fauvismo está empapado de optimismo.

En un contexto complicado, que la sociedad sin saberlo pedía a gritos cambios, comenzó el fovismo. Algunos factores que permitieron que surgiera es la influencia directa de la Revolución Industrial, junto a las reveladoras teorías de varios filósofos de finales del siglo IX y principios del siglo XI comenzaron a cambiar las maneras de pensar de las personas. La ideología de la época esta aún arraigada a lo conservador, pero ya comenzando a llamarle la atención a las personas formas innovadoras de ver el mundo. Entre críticas y burlas, comenzó el Fauvismo.



El fovismo es considerado por muchos teóricos como la primera vanguardia artística. Es cronológicamente el primer estilo pictórico del Siglo XX puesto que alcanza su máxima difusión entre 1905 y 1907. El padre del innovador movimiento que comenzó a principios de los 1900, es el reconocido artista francés Henri Matisse. Como máximo representante se atrevió a emplear los colores de tonos fuertes, en contraposición a la tímida paleta impresionista, incluso colores puros cubriendo gran parte de sus pinturas con ellos. Se caracterizó por separar estos brillantes colores con trazos gruesos de color negro que delimitan las zonas cromáticas. Entre sus colores más utilizados están el azul cobalto, el naranja y el rojo vivo. En sus obras aplana los elementos, los simplifica y los abstrae. También se nota una influencia oriental en sus dibujos, producto de su viaje a La Alhambra y a Marruecos, entre otros sitios que visitó. El artista francés transgrede con lo tradicional, se atreve a romper con lo que era considerado en aquella época “lo bello”. El artista fue criticado y burlado por su innovador trabajo, el mundo aún no estaba preparado para el arte que luego revolucionaría estilos posteriores.



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.