Se nos cruzaron los cables: - Revista Coma

Breaking

Revista Coma

de los alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac, México.

Entrada destacada

Oscares causan revuelo en redes sociales

Por Carmen Ascencio Practicum 1 Fuente: Sitio web oficial El día 13 de enero la Academia anunció las nominaciones que premian a lo m...

Post Top Ad

Responsive Ads Here

martes, enero 21, 2014

Se nos cruzaron los cables:


Por Luis Ulloa

Alumno de Practicum 1



Deportivamente en México existen tantas cosas que realizamos al revés. Nunca me imaginé que la mayoría de los clubes no puedan ser capaces de continuar un proceso de crecimiento en los jóvenes futbolistas.

A decir verdad, desde hace no más de 10 años tenemos el proceso de fuerzas básicas más eficiente del mundo. Los torneos sub 15, sub 17 y sub 20 son en mi opinión de los mejores del mundo. El cómo se trabaja con los muchachos es algo de primer mundo; la dinámica, garra y ritmo es algo que se le da mucha importancia y me parece correcto que se manejen estos términos.

Pero… ¿qué diablos pasa en ese inter de los 19 a los 23 años, de ser un destacadísimo jugador mundialista y tachado como promesa a un jugador que nunca explotó sus habilidades?

Aquí es cuando se nos cruzan los cables y agarramos el revólver para jugar a la ruleta rusa.

Como ya se sabe desde hace aproximadamente 4 años la Federación Mexicana de Futbol ha estado meditando la posibilidad de reducir el número de extranjeros que militan en Primera División y en Liga de Ascenso (reducir de 5 a 3).

Sin embargo hay extranjeros que llegan y cumplen, son vistos con buenos ojos; pasan un periodo de 5 años de residencia y trabajo en México. Hacen amigos, familia, prácticamente una vida; les gusta el país y deciden (con todo su derecho del mundo) en nacionalizarse (o en el caso del futbol, naturalizarse).

Yo no tengo nada en contra de que alguien llegue y se enamore del país que yo amo. Siempre me dará gusto escuchar de cualquier voz “yo amo a México”.

No obstante, tras recibir la carta de naturalización, el club dispone nuevamente de una plaza para jugador extranjero. Insisto, no me cabe en la cabeza que se vayan por la opción de contratar y sacar dinero extra de la cartera para fichar a un jugador que no conoce el club, que no sabes si va a funcionar y que en 1 año o 6 meses se va a marchar a otro equipo en vez de darle la confianza a un chavo destacado de fuerzas básicas que te pide una oportunidad a gritos y esfuerzo.

Dichos jóvenes llevan una vida vistiendo esa camiseta, conocen la filosofía, el estilo de juego, conocen hasta los integrantes del primer equipo y viceversa. Pero ante los ojos de los directivos, el muchacho no está listo.

Reitero, si se trata a nivel de selecciones, somos los que más hemos crecido y me atrevo a decir que estamos entre los 3 mejores. A pesar de negar oportunidades, escuchas a gente del futbol diciendo que al jugador joven mexicano no se le da una oportunidad en el extranjero como lo hacen con sudamericanos.

Primero que nada; las ligas como Uruguay, Colombia, Brasil, Argentina (que son las más importantes de CONMEBOL) cuentan con un número mínimo de extranjeros. Existe un negocio redondo porque no se le niega la oportunidad al canterano, a la vez el desempeño es mucho mejor porque los lugares son pocos. Ellos apuestan a eso, forjar y vender.

Si en México en vez de traer más ‘petardos’ y se le diera la oportunidad a los jóvenes, el futbol mexicano económicamente sería otro; la liga crecería más y más. El nivel futbolístico sería alto, los extranjeros que vendrían serían de mejor calidad, algo más competitivo.

Yo no me imagino a Neymar con 17 años teniendo los mismos minutos en Brasil que en México o a un Tévez, Ronaldinho, Pato, Robinho, Forlán, incluso a un Maradona. El único torneo que tienen los ‘chavos’ para mostrarse es la Copa Mx (al que nadie le da importancia).

Los jugadores antes mencionados no tuvieron un proceso más rápido de crecimiento, simplemente se les dio una oportunidad al ser destacados, su maduración como futbolistas fue mucho más rápida por lo mismo. Un ‘puberto’ no va a actuar de la misma manera con un equipo de Primera División que con un inferior.

Si seguimos de la misma manera se terminará esa ilusión en los jóvenes mexicanos de defender una camiseta a muerte, de temblar internamente cuando se entone nuestro himno nacional y sobre todo de acabarse la voz al grito de gol.

¡Que no se nos crucen los cables!

1 comentario:

  1. Yo creo que es muy importante que se tome en cuenta el talento jóven más que el extranjero, aunque es válido pero hay que darle más prioridad al jóven para que se desarrolle profesionalmente y no se quede estancado en su carrera.

    Sebastián Preciado

    ResponderEliminar

Post Top Ad

Responsive Ads Here