LA GLORIA DE LOS DESHONRADOS: análisis del documental "Narcocultura"

Prácticum 1
Camila de la Fuente


            El miedo radicaliza, distorsiona las visiones de las personas. En México se vive día a día un genocidio convertido en tabú por el terror que este ocasiona: el narcotráfico y su fuerte cultura que crece a medida que pasa el tiempo. Ya llamada cultura porque influye la vida cotidiana de miles de personas, directa o indirectamente. Llamamos cultura a todo aquello que hace un ser humano que tiene un significado social porque lo afecta cotidianamente. En este caso, se hablará de la cultura narco que ya se ha expandido al arte, a la música, a la expresión e incluso a la religión. Es una forma de vida glorificada por las personas, un ejemplo a seguir.


los contrastes entre lo que sucede en México y en las vidas de las personas que hacen narco-corridas, se puede apreciar la desfiguración del ideal de vida. Se busca tener el estilo de vida narco que va directamente relacionado a todo el tema del dinero, las drogas, la fiesta, las mujeres y la diversión. También se alaba la violencia y la muerte. Las personas que hacen narco-corridas no viven la verdadera situación de dolor que experimentan diariamente las personas afectadas por el narcotráfico. Viven en Los Ángeles una vida muy cómoda, se aprovechan de la moda del narcotráfico y promueven la aspiración distorsionada.



            Esta sub-cultura tiene sus prácticas sociales que llevan consigo comportamientos, formas de vestir, expresiones, creencias y su propia moral que desvaloriza el sentido de la vida. La humanidad parece no importar en la narco cultura, la primacía la tiene el dinero y el poder ilimitado.

            Si se analiza desde la perspectiva de Gramsci (Político, teórico marxista italiano) que afirma que el poder no se impone sino se negocia, podemos decir que las personas están tomando la narco cultura como negociación porque tienen miedo. Si se apoya la narco cultura, te alejas del peligro. Su sentido es más de supervivencia, aunque las personas no estén conscientes de ello. Igualmente, se ha vuelto tan famosa que hasta las personas que no son afectadas directamente como víctimas del movimiento narcotraficante en México, la toman y la glorifican porque no la sufren. En ese caso, la negociación viene por la búsqueda de la fama a través de un tema controversial como lo es el narco en México. Hay intereses por los dos lados, hay negociación involuntaria.



            Estoy muy de acuerdo cuando la periodista Sandra Rodríguez comenta en el documental “para mí es un síntoma de que somos una sociedad vencida. Los niños quieren verse como narcos porque ellos representan una idea de éxito y poder, de impunidad y poder ilimitado”. Se han distorsionado los ideales, parece que el camino fácil –que es el narcotráfico- brilla más ante los ojos de quien aspira a tener poder. Esa idea es peligrosa, pues en un futuro esos niños van a convertirse en adultos y a eso se van a querer dedicar. Parece entonces que la solución puede ser a largo plazo, a través de la educación de estos niños que piensan de esa manera.

            Según estudios la cultura no es estática, está presente en todos los ámbitos y cambia constantemente. Por ello, la educación es un factor clave para parar la glorificación de lo violento, de la anti-vida que diariamente afecta a miles de familias mexicanas.



            El documental es fuerte porque es verdad. Las imágenes impactan y nos hace abrir los ojos ante una terrible realidad que en vez de estar combatiéndose, está siendo aplaudida por las personas. Pero que sea una forma de vida negativa no hace que deje de ser una sub-cultura. Lamentablemente esta sub-cultura va creciendo rápidamente en el mundo, afectándolo negativamente. Porque el miedo radicaliza y el genocidio vivido en México se reduce a una canción en un bar, cantada con orgullo por mexicanos que no les duele este problema, porque no lo viven. Glorificando así a los deshonrados


Aquí puedes ver el documental completo:




No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.