Donde viven los monstruos, hay uno en todos nosotros - Revista Coma

Breaking

Revista Coma

de los alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac, México.

Entrada destacada

Kobe Bryant se despide en lamentable accidente

Por Abraham Bencid Practicum 1 La leyenda del baloncesto Kobe Bryant falleció el domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero en C...

Post Top Ad

Responsive Ads Here

viernes, abril 09, 2010

Donde viven los monstruos, hay uno en todos nosotros


Por Ana Silveyra:

Max es un niño 9 de años. Disfrazado como lobo persigue a su perro por toda la casa; gruñendo, brincando y arañando por doquier. Su hermana es adolescente y ya no le interesan los juegos y su madre no tiene tiempo (ni ganas) de jugar con él. Max por lo tanto es un niño solitario que depende de su imaginación para divertirse, que vive en su propio mundo. Max, es un pequeño salvaje.

"Donde viven los monstruos" (Where the Wild Things Are) es una cinta de Spike Jonze basada en el libro del mismo nombre de Maurice Sendak, publicado en 1963. ¿Qué es la infancia si no soledad y frustración? Bueno, no siempre claro, pero con esta historia podemos remontarnos fácilmente a esos momentos en que nos sentimos excluidos y desolados, en donde nuestra imaginación era nuestra compañía.

Max sólo quiere jugar pero la falta de atención y de empatía le causa ira y ganas de golpear, morder y destruir. Cuando su madre se niega a jugar con él, Max lleno de enojo la provoca y termina mordiéndola, ella lo acusa de ser un salvaje, y él: huye de casa. Tras un estrepitoso viaje, Max llega a una isla remota donde conoce a unas bestias salvajes que gruñen, brincan, arañan y se comen a los indeseados. Para evitar ser comido Max les dice que es rey del lugar de donde viene. Lo coronan y comienza la trifulca.

A pesar de ser un libro para niños, el tema que trata es bastante serio. Se podría decir que es más disfrutable para un adulto ya que profundiza mejor en la historia. Si un niño espera diversión y buena onda, no se verá satisfecho. Los monstruos están desesperados, quieren un cambio, quieren dejar de estar tristes y de sentirse solos, desean divertirse y ser felices estando todos juntos. Max promete que la tristeza desaparecerá y que podrán divertirse siempre. Todo parece increíble al principio, juegan justo como le gusta a Max, son salvajes y no hay nadie que los regañe por serlo. Pero la felicidad es más que jugar sucio.

A la edad que sea y bajo la circunstancia que sea, podemos relacionarnos con la búsqueda de la felicidad y con dominar a nuestros monstruos internos. Toca profundamente nuestros corazones. Todos tenemos momentos de soledad y de tristeza y sabemos lo difícil que es salir de un lugar oscuro.

Esta película nos permite compartir con Max y los monstruos esa búsqueda, esa lucha, ese intento. No, no es para niños, pero hace que reflexionemos sobre nuestra infancia y sobre nuestro presente. No es nada fácil toparse con una película que te permita sentir tanto. Es, simplemente, un viaje emocional.

1 comentario:

  1. Gracias por recomendarnos películas diferentes. Ésta me hace recordar la película de Monster´s Inc. donde los mounstros son diferentes.
    Efectivamente todos llevamos uno dentro.
    Laura

    ResponderEliminar

Post Top Ad

Responsive Ads Here