Luis Nishizawa, no hay edad para el arte - Revista Coma

Breaking

Revista Coma

de los alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac, México.

Entrada destacada

Oscares causan revuelo en redes sociales

Por Carmen Ascencio Practicum 1 Fuente: Sitio web oficial El día 13 de enero la Academia anunció las nominaciones que premian a lo m...

Post Top Ad

Responsive Ads Here

miércoles, enero 27, 2010

Luis Nishizawa, no hay edad para el arte


Hombre de pocas palabras

Por Ana Silveyra


Luis Nishizawa, aclamado artista mexiquense, es un hombre de pocas palabras, su trayectoria habla por sí misma y su obra narra la historia de su vida. El maestro entra al Museo-Taller que lleva su nombre, escoltado por su discípulo y amigo, Quintín. Con su caminar parsimonioso, parece que tras cada paso deja huellas de su trayectoria y, en cada una yacen más de 70 años valuados en obras.
Se dirige a la oficina de su museo, en el que ha impartido clases por más de 15 años. Hace su camino por el vestíbulo que está lleno de “Judas” (monumentales figuras de cartón que representan demonios de la sociedad) que serán juzgados por el artista en unos minutos. La directora del museo, Margarita García Luna, sale para recibir al maestro Nishizawa. Su saludo es muy ceremonioso pese a que desde hace años, cada sábado el pintor ha visitado la pinacoteca.
“Gracias maestro, es por usted que logramos recaudar más dinero que nunca”, le dice la directora, con un verdadero gesto de agradecimiento. El evento se ha llevado a cabo durante los últimos 16 años, y ya es costumbre toluqueña hacer la “quema de los Judas”, dónde se destruye a los malévolos demonios de cartón, que año tras año Nishizawa elige como ganadores.
En el Museo Taller Nishizawa se exhiben las obras del prolífico artista: dibujos a lápiz, paisajes del estado de México, retratos de su familia, y una serie de pinturas abstractas basadas en haikus (poemas japoneses). Los paisajes, las pinturas del Cristo de Iztapalapa, sus autorretratos festejan la cultura y diversidad del estado que lo vio nacer.

Un poco de historia

El museo se instaló en una antigua casa del siglo XVIII, en el centro de Toluca. Es un espacio muy especial, donde el pasado se siente perenne, donde las obras reclaman la trascendencia pero la casa las mantiene con los pies en la tierra. El pasado y los recuerdos están impregnados en las paredes de la casona, y en los retratos de los familiares de Nishizawa, y conviven en armonía.
“Tuve contacto con el arte desde muy joven”, cuenta el maestro. Él se inició en el ámbito artístico por medio de la joyería, pues su madre se relacionó con una mujer muy rica que tenía una tienda de joyas. Luis Nishizawa aprendió a diseñar las mismas y fue algo que le apasionó mucho. Pero esos frutos de su temprana pasión jamás han sido vistos por público alguno.
“Cuando estudiaba música, yo tenía que pagar la renta, un día mi padre me dijo: ‘olvídate de la renta y haz lo que tú quieras’, entonces me metí a la Escuela de San Carlos. Y ahora soy maestro ahí”, relata el también músico, con cierta nostalgia por ser profesor de la escuela que lo formó.

Ser artista

Y aunque ya no toca el piano para dedicarse enteramente a la pintura, pues “es o una o la otra”, Nishizawa lleva el arte en las venas, como una condición innata. Siempre contó con apoyo de su familia, y pudo desarrollar sus capacidades desde temprana edad.
“Ser artista y nada más”, responde el también escultor al inquirir en qué otra área le habría gustado incursionar. La carrera artística de Luis Nishizawa es muy diversa. Él se ha implicado en el arte plástico, como pintor, escultor y grabador. A lo largo de su vida, ha pasado por corrientes como el abstraccionismo y el expresionismo, ha sido muralista y también ha creado vitrales.
“Quién se mete en el arte, se mete para toda la vida”, dice Nishizawa, que a sus más de noventa años continúa creando y enseñando a las nuevas generaciones de pintores. Tras tanto tiempo en el ámbito artístico, el maestro cuenta que ya ha pasado por todas las técnicas, ahora, dice, “lo único que me falta es seguir creando”.
“Mi obra ha sido definida por la prensa y la crítica, yo creo (obras) nada más y ya”, concluye Luis Nishizawa pintor, que sabe que nació para ser artista, nunca ha deseado hacer algo más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here