Bitcoin. Usar o no usar

Comercio en París realiza cobro con Bitcoin.  Foto Romuald Meigneux/SIPA

Por Rodrigo Trejo Avendaño, estudiante de Practicum

La semana pasada, el Buró de Protección Financiera para el Consumidor, una agencia independiente del gobierno de los Estados Unidos, publicó un documento en el que se explicaban los peligros de utilizar Bitcoin. La agencia, en pocas palabras, dijo que entrar al mercado de Bitcoin es tan inseguro como fue para los pioneros trasladarse al Oeste a mediados del siglo XIX.

La publicación cautivó el interés de muchos y, por nuestra parte, te ofrecemos los puntos clave para que decidas por tu cuenta si merece la pena, o no, entrar al mundo de la susodicha moneda digital. Primero lo primero, Bitcoin es una moneda digital que se sustenta en un esquema peer to peer, o sea, que se valida entre usuarios y no interviene ningún gobierno u organismo supervisor en su desarrollo.

De forma sencilla, Bitcoin funciona de forma similar al trueque y su valor es regulado únicamente por aquellos que son parte del mercado Bitcoin. Esto, sin duda, tiene sus beneficios, ya que su valor está libre de los juegos especulativos y las decisiones financieras internacionales que tanto afectan a los bolsillos del vulgo, pero, por otra parte, también tiene sus contras y más adelante los detallaremos.

¿Cómo ser parte de Bitcoin?

Para entrar, lo primero que debes hacer es informarte, existen muchos riesgos y debes estar consciente de ellos para protegerte. Aquí te vamos a ayudar. Una vez que te hayas familiarizado con la dinámica, los siguiente es obtener un servicio de cartera Bitcoin, que no sólo es donde guardarás tu dinero, sino que el espacio en el cual realizarás tus transacciones. 

Lo siguiente es obtener Bitcoins y para eso existen varios métodos. Puedes recibir Bitcoin de la venta de un bien o servicio, también puedes intercambiar monedas oficiales, ya sea con amigos o con casas de cambio Bitcoin. Estas últimas las encontrarás en línea fácilmente, pero deberás asegurarte de que no sean fraudulentas. Por último, puedes minar, y para esto deberás bajar un software especial que correrá cálculos complejos en tu computadora y, a cambio, recibirás Bitcoins. 

Una vez que tengas Bitcoins es momento de que los uses para obtener bienes o servicios de negocios o particulares, que también formen parte del mundo Bitcoin.

¿Por qué usar Bitcoin?

Bitcoin tiene muchos beneficios, para empezar, te permite realizar transacciones sencillas y rápidas en comercios afiliados o con otros usuarios. Además, las cuotas para realizar transacciones son inexistentes en la mayoría de los casos, y muy bajas, cuando las hay.  

Bitcoin también permite hacer transacciones internacionales en instantes y, para los dueños de negocios, Bitcoin también ofrece un alto grado de seguridad sin necesidad de las cuotas PCI, que se pagan para ofrecer los servicios de tarjeta de crédito. Por otra parte, todas las transacciones que se hagan con Bitcoin quedan grabadas en un espacio de acceso libre, por lo que la contabilidad es completamente transparente.

También es importante mencionar, que a diferencia de los bancos y otros organismos financieros, Bitcoin nunca cierra y ofrece servicio a todas horas, todos los días del año, y no importa que cartera tengas, todos son compatibles y funcionan como las cuentas de e-mail. 

Precauciones

Bitcoin está altamente protegido por códigos seguridad de grado militar, pero los servicios de carteras no siempre son tan confiables. Antes de contratar uno, revisa su historial, evita los que hayan estado involucrados en fraudes o robos.  Una vez que te hayas decidido por uno, utiliza contraseñas complejas, cámbialas constantemente y, como lo harías en tu cartera real, lleva poco dinero; solo lo que vas a usar. Para el resto de tus fondos, guarda tus Bitcoins en offline wallets, son mucho más seguras, y retira tu dinero conforme lo vayas necesitando. 

Bitcoin también recomienda que tengas múltiples respaldos para tus carteras, de ese modo te proteges si se llegara a descomponer tu computadora o tu teléfono. Tampoco debes olvidar que Bitcoin es un valor, por lo que debes de adecuarte a las leyes y reglamentos de recaudación de impuestos de tu país.

Recuerda que todas las transacciones de Bitcoin pueden ser vistas por cualquier usuario, por lo que debes tomar precauciones si quieres mantener cierto grado de privacidad. Bitcoin es anónimo en el sentido que no tienes que dar tus datos personales para participar, pero todo lo que hagas queda registrado, así que si quieres privacidad, procura cambiar tu dirección IP constantemente. 

Por último, Bitcoin es una economía joven y, por lo tanto, su valor es inestable y súmamente volátil; considéralo un high risk asset. Todavía es un producto experimental y su desempeño es incierto, por eso debes ser consciente de que todo lo que hagas con Bitcoin es irreversible y conlleva múltiples riesgos; es dinero de verdad.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.