Entre el peligro y el medio ambiente



recuperado:



Por: Jaqueline Resnik
Practicum1

Pionero en el periodismo ambiental y ex Televisa, sin duda Miguel Bárcena es uno de los mejores y más comprometidos periodistas del país.

Postulado por el Colegio de México, CONACULTA y Greenpeace, Bárcena ha sido el primer periodista en obtener el Permio a la Conservación de la Naturaleza por parte del gobierno de la república.

A recibido dos veces el Premio Nacional de Periodismo, el primero lo obtuvo a los 23 años de edad convirtiéndose así en el periodista más joven en obtener este reconocimiento. Así mismo obtuvo la medalla Benito Juárez por su trabajo en el área del Periodismo Científico. Sus compañeros del Club Nacional de Periodistas, lo han galardonado cinco veces por distintos trabajos.  

Si quieres conocer más sobre la vida y las experiencias de este periodista, continúa leyendo la siguiente entrevista.

¿Por qué desististe estudiar comunicación? ¿siempre te llamó la atención el periodismo o eso fue después?
Miguel Bárcena: No eso fue después. En un principio yo no sabía si estudiar derecho o comunicación, realmente lo decidí segundos antes de tomar la decisión. En un principio entre a la UNAM, pero cómo siempre están el huelga perdí el primer semestre, y tomé la decisión de cambiarme a la Universidad Iberoamericana en donde me especialicé en televisión. Para ese entonces yo ya trabajaba en Televisa, y me di cuenta que me gustaba mucho el periodismo en televisión; así fue como al concluir mi carrera me fui a estudiar periodismo a la Universidad de Navarra, España, y al mismo tiempo continué en Televisa como corresponsal.

¿Cómo fue tu experiencia trabajando en lugar como Televisa? ¿Te gustó?
MB: Por supuesto, Televisa es una gran escuela, yo trabaje ahí veinte años en Época, Eco y en el programa 60 minutos. Si no me hubieran corrido ahí seguiría, pero los siglos se acaban y cuando murió el señor Azcárraga llegó una nueva generación y las cosas cambiaron radicalmente.

¿Cuándo comenzaste a inclinarte por el periodismo ambiental?
MB: Desde el programa 60 minutos, cuando salíamos a hacer reportajes siempre veíamos mucha contaminación, desperdicios,  basura, deforestación, desechos, tóxicos, hospitalarios, industriales,  tráfico de animales; ósea por donde quiera que voltearas veías algo que tenía que ver con el medio ambiente; entonces nosotros grabábamos ese material y lo guardábamos, por que el tema del reportaje era otro.

Una vez que teníamos el sustento teórico, lo completábamos con algunas entrevistas y hacíamos programas que tenían un gran impacto. Sin quererlo el trabajo diario, por lo menos en mi caso me fue llevando a la parte medioambiental.

Ya cuando fui productor general de los programas unitarios de Eco me dediqué a hacer programas como: Ecología, Medio ambiente, Ciencia y tecnología.

A partir de tu trabajo en Eco fuiste invitado a las Naciones Unidas (ONU) ¿Cómo fue esta experiencia?
MB: Eco más que ser un proyecto de Televisa era un proyecto de país. En ese entonces éramos lo únicos que generábamos contenidos de este tipo en Latinoamérica. 

Así fue como un día me marcaron de la ONU a invitarme a representar a México en el día mundial del medio ambiente en Corea, lo que fue una experiencia muy interesante por que ahí se juntaba todo lo que siempre me ha gustado: el medio amiente, la política, el periodismo, el radio y la televisión.

¿Dentro de los medios qué es lo que más te gusta hacer?
MB: Conducir me gusta, pero es muy cómodo es bastante fancy. Lo que más me gusta es reportear, el periodismo real se hace en la calle. Lo que más me ha nutrido como periodista ha sido, viajar y cubrir zonas de conflicto. 

¿Cuál fue la cobertura que más marcó tu carrera?
MB: La cobertura que más marcó mi carrera sin duda fue la del sismo del 85, era como trabajar en una zona de guerra con todo lo que implica, muertos, destrucción, en fin.

También me marcó en la época de las guerrillas en El Salvador y Guatemala, ir en la carretera y ver como mataban a la gente, o ir caminando y encontrar filas de muertos.

En Colombia, también en época de guerrilla, nos detuvieron en la carretera unos tipos vestidos de militares, que en realidad eran paramilitares de la guerrilla, para pedirnos nuestro carnet de identidad. En ese tiempo los guerrilleros colombianos hacían algo que se llamaba la pesca milagros, tenían una base de datos con los nombres de las personas más ricas e influentes, y si tu nombre estaba en esa base de datos ¡bingo!, te secuestraban y para tu rescate pedía un impuesto de guerra, si no te encontraban te dejaban continuar con tu camino.

Son cosas que duran segundos pero que marcan toda tu carrera.

Aquí en México hicimos muchos años programas de la lucha contra el narcotráfico. Teníamos que ir con los militares y federales a patrullar o a destruir plantíos.

¿Cuáles eran tus límites?
MB: No habían limites, entre más peligroso y riesgoso era me sentía mejor. Estuvimos en balaceras varias veces, era como estar en una película, no dimensionábamos la realidad.

Cuando no tienes esposa ni hijos eres mucho más audaz e irresponsable; andábamos en helicópteros, avionetas, submarinos, dormíamos en la sierra con los tarahumaras, choles, lacandones. De repente te encontrabas en zonas muy peligrosas de narco o de guerrilla, y en lo personal eso además de gustarme, me enriqueció para toda la vida.


Miguel a los 40 años ya se había realizado como persona y como periodista.  Ha esta corta edad ya había logrado todo lo que algún día se propuso: estudiar, reportear, conducir, escribir, viajar, obtener reconocimientos y lo más importante, formar una familia.


Actualmente Miguel regresó al radio cosa que disfruta mucho hacer. Su proyecto más actual, el portal de internet Foro Ambiental, lleva menos de un año y pinta para ser un proyecto sumamente exitoso, al igual que todo lo que ha hecho a lo largo de su carrea.   

2 comentarios:

  1. Me parece muy interesante todo lo que ha logrado; más que nada, me causa admiración todos los riesgos que tomó por amor a su trabajo y lo más importante, que lo disfrutara.

    ResponderEliminar
  2. Una de especialidades que más llama mi atención, es periodismo. Tras haber leído esta entrevista, las ganas de querer ser periodista aumentaron. Sin duda, esta carrera siempre la he visto como una profesión llena de aventuras, y esta entrevista me hizo confirmar eso.

    Se debe cuidar mucho la ortografía, ya que en el artículo encontré unas faltas graves que no se pueden permitir.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.