Telesur: el sueño bolivariano de integración del imaginario de la izquierda latinoamericana

Por Eduardo Romero Torres
Prácticum I

¿Será posible el sur? ¿Será posible? ¿Quiénes somos los latinoamericanos? ¿Hacia dónde vamos? En 1492 el erróneo encuentro de Cristóbal Colón, con las “mal llamadas” Indias Occidentales, dio origen a una tremenda colisión entre tradiciones ancestrales. Como un meteorito, los emisarios del Antiguo Continente penetraron de forma violenta, cruel y vejatoria en el corazón de la extraña realidad que se mostraba ante sus ojos incrédulos.


            Con gran tristeza, el siglo decimonónico independentista latinoamericano no fue suficiente para alcanzar la anhelada libertad. Si bien, el primer levantamiento contra el régimen europeo se llevó a cabo el día 1º de enero del año de 1804 en la isla de Haití, otro imperio aguardaba cautelosamente para hacer de América Latina una zona de control ideológico, político y cultural al puro estilo del american way of life.

            Una vez más las nacientes identidades de los pueblos oprimidos fueron manipuladas y sacadas de contexto para ser presentadas ante el mundo como un grupo de seres humanos de segunda, tercera, cuarta, o tal vez de quinta o sexta clase, que pasan sus días sobreviviendo en una “sub-América” de crimen y narcotráfico.

Hechos funestos, opiniones denigrantes e imágenes grotescas son transmitidos las 24 horas del día a través de los principales actores del sistema mundial de la información norteamericano.


Luz Neira Parra, periodista venezolana y colaboradora de la revista electrónica Razón y Palabra, señala que la expansión de canales televisivos como CNN o Fox News Channel, lejos de implicar un abordaje equilibrado y respetuoso de los hechos ocurridos en Latinoamérica, en la práctica, lo que hacen es descontextualizarlos, como por ejemplo: el consumo de la hoja de coca en los pueblos del altiplano andino, una práctica tradicional que fue estúpidamente valorada por la conductora Gretchen Carlson del programa Fox & Friends.


En su lucha por hacerle frente al paradigma discursivo hegemónico del norte, el Estado venezolano, en conjunto con otros países del sur, decidió poner a disposición del mundo, en el año 2005, el canal internacional de noticias TeleSur.

El nacimiento del nuevo canal implicó una labor titánica de responsabilidad social en términos de comunicación alternativa cuyo fin fuera el mostrar al mundo la perspectiva latinoamericana contada por latinoamericanos. El proyecto televisivo emanó de la férrea defensa por los derechos a la comunicación e información de la Constitución venezolana de 1999 y del bolivarismo de unión continental.

 De acuerdo con información de Telesur, esta comenzó a funcionar constituida como una sociedad multi-estatal, en la cual Venezuela cuenta con la mayoría accionaria (46%), seguido de otros países como: Argentina (20%), Cuba (19%) Uruguay (10%) y Bolivia (5%). Desde la perspectiva actual, la misión de Telesur por darles voz a los habitantes de la región latinoamericana para poder difundir su imagen, sus valores, sus ideas, sus proyectos socio-económicos, políticos y medioambientales, constituye una propuesta firme y seria frente al desmedido desbalance norte-sur.       

Bajo esta premisa, la romántica aspiración de TeleSur choca con una dura realidad al encontrarse con países, que si bien comparten anhelos de superación e imaginarios de igualdad, su desarrollo histórico se ha dado de forma aislada. Cada uno de ellos ha cursado y librado sus propias batallas de subsistencia nacional con los medios que ha podido.


Si volteáramos a ver al siglo XVI, cuando los españoles llegaron al Nuevo Mundo, lo único que podríamos ver sería a las grandes culturas azteca e inca dominando sobre los demás pueblos aledaños. Nada de integración. Si volteamos a ver al presente, nos encontramos con una inestabilidad política generalizada, que alcanza sus puntos más críticos al momento de llevar a cabo nuevas elecciones. Sobra mencionar el paso de la presidencia de la República de Argentina de Cristina Fernández de Kirchner a Mauricio Macri, o el reciente caso de la destitución de la ex-presidenta brasileña, Dilma Rousseff por Michel Temer.  

Primero de izquierda, luego de derecha y otra vez de izquierda, son las dos ideologías políticas que cambian de forma drástica el panorama fraternal entre los países latinoamericanos. Ante este panorama, la gran empresa de TeleSur no sólo consiste en dar a conocer una visión contextualizada de la realidad latinoamericana, sino también la de generar una estrategia de expansión y alcance basada en la formación de una conciencia de integración multi-cultural.

De acuerdo con Rafael Roncagliolo, sociólogo, periodista y profesor de la Academia Diplomática del Perú, a América Latina se le simplifica, a menudo, como si fuera una región única, con una cultura común. Tres son los factores principales con los cuales se sintetiza al collage latinoamericano: idioma, religión e historia. Es claro que realizar una tarea tan colosal a partir de tres categorías tan reduccionistas no es un sustento suficiente para conformar le meta deseada.

Cristina Fernández de Kirchner, en una entrevista expuesta en el documental Al sur de la frontera, dirigido por el guionista y productor de cine estadounidense, Oliver Stone, señaló que creer en la integración es respetar las modalidades, las identidades de cada país, las culturas y los procesos políticos, que nunca son iguales porque los pueblos, las sociedades y las historias son diferentes.


Si TeleSur, no deja a un lado su interpretación atemporal y fantasiosa del imaginario latinoamericano y no se encamina hacia el reflejo de la riqueza y heterogeneidad de la región, estará condenada a ser por siempre un medio underground en el cual venezolanos, argentinos, bolivianos, cubanos y colombianos ebrios de romanticismo se refugien de la nostalgia de aquellos días en los cuales el comandante Hugo Chávez y Fidel Castro salvaguardaban a la región de la maleficencia del mundo anglosajón.§  


Referencias:

http://www.razonypalabra.org.mx/Parra.pdf

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63300605

https://www.google.com.mx/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=telesur+unam

http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-11712004000300004

6 comentarios:

  1. Jorge A. Oropeza 003285459 de agosto de 2017, 11:45

    Muy buena publicación, es importante crear una cultura de heterogeneidad de las diferentes culturas latinoamericanas y no generalizar un continente.

    ResponderEliminar
  2. muy buena publicación

    ResponderEliminar
  3. Carla Muciño 0033129716 de agosto de 2017, 10:03

    Muy buena publicación, es interesante saber de las diversas combinaciones de las culturas latinoamericanas y no hacer una generalización de ellas.

    ResponderEliminar
  4. ESTEFANIA CARMONA 0031242516 de agosto de 2017, 10:21

    Excelente publicación, me parece importante que sepamos de lo que acontece con la idiosincracia de los latinoamericanos y su historia así como la importancia de la heterogeneidad de cada pueblo.

    ResponderEliminar
  5. Me parece una buena publicación porque no se debería de generalizar, ya que cada país es diferente a pesar de que algunos compartan los mismos problemas.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.