Maró y el Arte: Óleo, taparroscas y papel.


Por Mariana García
Practicum 1

Aventurándose lo mismo con taparroscas de coca-cola, que con un pincel untado de óleo, el mexicano Axel Maró, expresa su sentir por lo que aqueja a las nuevas generaciones, que van del reducccionismo de la vida a la materialidad del capitalismo.  El pasado 7 de mayo concedió una entrevista a la "Revista Coma" donde pudimos observar la versatilidad de su obra que radica en la exploración de distintas técnicas. 


Axel Maró, nació en la última década del Siglo XX. El 3 de febrero de 1991 en la Ciudad de México. Su terrible inquietud infantil siempre manifestó inclinación hacia el lado creativo y lúdico, aunado a su persistente curiosidad que lo impulsó a explorar diversos medios creativos. Comenzando con la literatura, después la música y finalmente las artes plásticas.





Aunque su método siempre ha sido autodidacta, se ha instruido bajo la metodología académica para afinar sus conocimientos, pues considera que su aprendizaje esta constantemente construyéndose y renovándose.

Tras unos anteojos redondos, sus ojos reflejan su vocación en el mundo artístico, más que por el mundo, por el arte mismo. Afirma, que el entorno artístico es sumamente variado, el tema del arte, antes limitado al entendimiento de un reducido circulo, hoy gracias a la tecnología y redes sociales, se ha expandido. Hoy se puede hablar de arte en cualquier lugar. Comenta que vivimos una nueva Ilustración estética y artística.


Maró ve el arte como una sofisticación de los quehaceres cotidianos, que se está transformando a través de la tecnología, en la redes sociales a cada segundo, sin barreras tiempo-espaciales. Por lo que la retroalimentación del arte es constante, en comparación con tiempos pasados, en que un artista podía recluirse del bullicio del mundo, mientras creaba, hoy eso es casi imposible, porque aunque te ausentes en un espacio aislado para tu creación, estas constantemente conectado a través de dispositivos móviles.

Realizó estudios de música en Bellas Artes y Fermata, posteriormente tomó cursos de creación literaria en la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), hasta encontrar su alma máter en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado (ENPEG) “La Esmeralda”.

La carrera artística de Axel Maró, se caracteriza por la indagación de múltiples técnicas, que van desde papiroflexia, montaje en papel, dibujo constructivo, grabado, acrílico, pintura al óleo, cianotipia, fotografía y ready made.

La inspiración creativa de Axel Maró, radica en la sensibilidad y percepción subjetiva del individuo. Axel pretende generar un nuevo concepto artístico a través de un engranaje para que el espectador pueda construir una maquinaria onírica, como fuente de motivación en sus actividades diarias.


Considera que la lectura ha sido un factor que ha impulsado su motor creativo, por medio del cual ha podido ampliar su perspectiva sobre el mundo contemporáneo.

Así mismo ha participado en múltiples exposiciones y subastas de arte, entre las que encontramos en el “Centro Cultural Binnizá” y en los muros de la “Esmeralda”.

Maró, tiene 25 años y la musa creativa, lo conduce siempre por nuevos caminos. 
Actualmente trabaja en un proyecto denominado “Pay for it” el cual trata de hacer una nueva alegoría de la fuente de los deseos, donde lanzar una moneda equivale a una esperanza. La serie esta compuesta por alcancías en forma de letras, que forman palabras relacionadas al capital y al trabajo, tales como: estatus, felicidad, mujeres, éxito y salud. A través de este trabajo Maró, refleja la materialidad en que han caído las ambiciones humanas.



No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.