Intersección Perfecta - Revista Coma

Breaking

Revista Coma

de los alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac, México.

Entrada destacada

Kobe Bryant se despide en lamentable accidente

Por Abraham Bencid Practicum 1 La leyenda del baloncesto Kobe Bryant falleció el domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero en C...

Post Top Ad

Responsive Ads Here

miércoles, septiembre 30, 2009

Intersección Perfecta


Un poco sobre la experiencia dentro del Programa de Excelencia Académica Vértice.

Por: Laura Gómez Aurioles

Vértice:

  • Geométricamente, es el punto común entre los dos lados de un ángulo.
  • Geográficamente, es la parte culminante de una montaña.
  • En la Universidad Anáhuac, yo lo definiría como el punto en dónde se unen los ideales de personas que están llamadas a hacer un cambio; no es la cima de la montaña, es el camino para alcanzarla.

Vértice es la intersección perfecta que cambia la vida de los que forman parte de ella.

Cuando entré a la clase de Lidia, profesora de la materia Seminario de Liderazgo, y vi a mis futuros compañeros me pregunté si realmente yo encajaba en el aquel mundo de los futuros líderes Anáhuac. Yo no había estado presente en el BIU ni en la primera clase de la mencionada asignatura y eso acrecentaba mi ansiedad: no conocía a nadie. Nunca me había sentido intimidada o insegura en un primer día de clases; ni siquiera el día que entré a la universidad. Esa tarde no participé; cosa que es atípica en mí, yo no puedo vivir sin decir algo en una clase. Me dediqué a observar… ¿Realmente pertenecía yo ese universo de personas tan singularmente extraordinarias?

La sensación de extrañeza continuó por un tiempo, fue hasta el Seminario Nacional en Amecameca donde descubrí que el mundo de Vértice no era algo tan lejano a mí. En aquella tribuna libre (actividad en la que cada quién cuenta algo impactante de su vida) escuché historias que jamás imaginé parte de mis compañeras. Encontré que muchas se parecen más a mí de lo que pensé y que hay algo que nos unía, esa chispa, esa sustancia Vértice que llevas en la sangre… Todos los que estamos en este programa de excelencia académica somos distintos pero convergemos en un perfil que involucra perseverancia, metas, aspiraciones y un poco de locura pasional por ser algo más que un ser humano promedio.

Volví. Cambié. De pronto entendía que la palabra Vértice ya no era sólo un vocablo. Actualmente veo las cosas desde otro ángulo y comienza a invadirme una sensación de alegría cada que cruzo el marco de cristal de la sala de Vértice. Hay cierta emoción en descubrir quién estará trabajando en las computadoras o sentado en algún sillón. Ahora tengo nuevos amigos, de otras carreras, de otras generaciones; todos tan diferentes pero unidos al final. Y es que hay algo peculiar cuando te encuentras a alguien de Vértice en el pasillo o en la fila de la cafetería: es un gusto sincero, una alegría verdadera. Extrañaré a los que se graduaron hace poco, porque tuve el placer de descubrir grandes amigos en muchos de ellos. Aunque sé que volverán otra vez, porque regresar a aquellos sillones amarillos es algo que no se puede evitar.

Más de diez años se han cumplido desde que Vértice comenzó a cambiar vidas. Yo soy parte de la décima generación y sé que vendrán más... Simplemente, ¡en octubre es la presentación de la doceava generación! Me siento profundamente feliz de que la cadena de coincidencias que es nuestro existir me llevara a ser parte de una intersección tan magna. Y Pame y Charly comienzan a ser más que nuestros guías, son nuestros amigos, como también lo es Susana, que era la responsable del programa cuando yo entré. Y aquellos compañeros que me intimidaron el primer día ya no parecen tan distantes; puedo decir que compartimos más que tareas y proyectos, compartimos una esencia, un ideal, una sonrisa y una amistad.

Actualmente soy Responsable del Comité de Comunicación del programa, proyecto que yo impulsé y que ahora veo como una realidad y un nuevo reto. Así, Vértice no es sólo un grupo de liderazgo; es más que un elemento extra de tu tira de materias y un bonito viaje a alguna parte del mundo. Vértice es querer comenzar un cambio positivo; es descubrir que cada instante puede hacer la diferencia; es una oportunidad de crecer; es ayudar a los demás a potenciar sus virtudes; es el valor para hacer cosas diferentes y extraordinarias; es descubrirte y reinventarte… Vértice es una actitud, una forma de vida. Después de sentirme al inicio un poco fuera de lugar e incierta aquel primer día de clases, hoy puedo decirlo: Vértice soy yo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here