Jugando con fuego, diversión que sorprende - Revista Coma

Breaking

Revista Coma

de los alumnos de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac, México.

Entrada destacada

Kobe Bryant se despide en lamentable accidente

Por Abraham Bencid Practicum 1 La leyenda del baloncesto Kobe Bryant falleció el domingo 26 de enero en un accidente de helicóptero en C...

Post Top Ad

Responsive Ads Here

jueves, noviembre 14, 2019

Jugando con fuego, diversión que sorprende





Por: Fernanda Bello / Practicum 1

Hace tiempo que el cine abrió sus puertas para recibir como actores a los luchadores provenientes de la WWE. Lo vimos desde 1991, con Hulk Hogan, y lo vemos actualmente con luchadores como Dawyne Johnson “The Rock” o John Cena. Es, precisamente, este último luchador el que protagoniza la película familiar más reciente de Nickelodeon: Jugando con Fuego (2019).

En esta cinta dirigida por Andy Fickman, quien también es director de Una Chica en apuros (2006), Entrenando a papá (2007) y La montaña embrujada (2009), conocemos a un grupo de bomberos paracaidistas que descienden valientemente desde el cielo para controlar incendios y rescatar a sus víctimas. El equipo está conformado de manera peculiar.  Su líder, el superintendente Jake Carson (Cena), es un hombre serio, cuadrado y distante. Mark (Keegan-Michael Key), su segundo al mando, tiene toda la energía del mundo, siempre está en todas partes, listo para cualquier cosa y con una gran empatía y cómica sensibilidad. Rodrigo (John Leguizamo) es, honestamente, un poco miedoso para su profesión, mientras que “Hacha” (Tyler Mane) es completamente intimidante y, al parecer, poco accesible. La vida y la dinámica de este equipo élite se voltea patas para arriba cuando, debido a una ley de asilo, tienen que recibir en su estación y cuidar a tres niños que rescataron en un incendio forestal: Brynn (Brianna Hildebrand), Will (Christian Convery) y Zoey (Finley Rose Slater).



Debido al director y al argumento de esta entrega, es irremediable compararla inmediatamente con Entrenando a papá, sin embargo, Jugando con Fuego tiene ciertos elementos que la diferencian de ésta y que la hacen funcionar un poco mejor que aquella protagonizada por la Roca.

Por un lado, esta película le da un tiempo más equilibrado a todos sus personajes principales. Esto, nos permite conocer mejor a todos, divertirnos con sus tropiezos, gozar de las diferencias entre sus personalidades y disfrutar las distintas y numerosas interacciones en pantalla. Por el otro lado, Carson nunca es arrogante o egocéntrico y esto, sumado a la interpretación carismática de Cena, nos permite,  conectar mejor con el líder del escuadrón, comprender las razones de su estricta personalidad y mantenernos a la expectativa de su desarrollo como personaje. Finalmente, el hechos de que sean tres niños, en lugar de una sola, es un factor que juega totalmente a su favor.

El largometraje familiar cumple con su objetivo de divertir con un buen sentido del humor y respeta a su target y audiencia haciéndolo de manera blanca. Por eso, la película es apta para los que acudan en familia con sus pequeños, o para todos los que disfruten de este tipo de entretenimiento. La posibilidad de pasar un buen rato entre risas está abierta, y es buena.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Responsive Ads Here