Renacimiento del Jai Alai en México - Revista Coma

Breaking

Revista Coma

de los alumnos de la especialidad de periodismo de la Facultad de Comunicación, Universidad Anáhuac, México.

Entrada destacada

Entre artistas y artesanos

El artista Francisco Toledo (1) Por: Maximiliano Blanco Prácticum 1 Oaxaca nos presenta un " revoltijo ", que en pala...

Post Top Ad

Responsive Ads Here

martes, enero 30, 2018

Renacimiento del Jai Alai en México

Por: Paola Alvarado Román


Caminaba rápidamente sobre el asfalto de la Ciudad de México, era un frío día de Septiembre de 1996. El pelotari se encontró con la terrible sorpresa, las puertas del “Palacio de la Pelota” mejor conocido como el Frontón México, cerradas. Un día muy triste para la historia de los pelotaris en México.
El deporte más rápido del mundo, mejor conocido como “Jai- Alai”   de origen vasco, cuya palabra significa “fiesta alegre”, se juega con una pelota del tamaño de una de golf pero definitivamente más dura que esta. La pelota viaja a 270 kilómetros por hora provocando el choque de la pelota con la pared suene como un disparo, un sonido hermoso para todos los fans del deporte.
“Un deporte que despierta sensaciones y pasiones muy distintas a otros deportes, claro que cada deportista defenderá su especialidad. El Jai-alai en lo particular por la adrenalina que te genera enfrentarte a una pelota que puede viajar hasta 300 kilómetros por hora y que es más dura que una pelota de baseball te pone en un riesgo constante que aunado a la velocidad, a la estética y a la destreza que necesitas para cada jugada” comenta el pelotari mexicano Juan Pablo Osorno.
Este hermoso deporte abandonó a México desde 1996 provocando que los pelotaris mexicanos emigraran a otras partes del mundo  como Miami y Dania para poderlo seguir jugando.
José Enrique Román Sierra, quien fue campeón de la sub 22 de jai-alai, comenzó su carrera profesional en el frontón de Acapulco en 1994.  En los Juegos Panamericanos de 1993 de la Habana se coronó junto con Miquel Arriola como subcampeón en el afamado frontón cubano: “Palacio de los Gritos” .
El debut de Román fue en el Frontón de Acapulco, junto con su pareja Alfonso mejor conocido como el “petaquero”, en el torneo de los “100 años de jai-alai en México”
Román contaría años después que para la apertura contaban con acondicionador físico, masajista, las mejores instalaciones, el cuarto de pelotaris con jacuzzis, sala para masajes y un doctor particular, con esta descripción resulta imposible no imaginarse la belleza de trabajar en el mundo de la pelota.
El es el pelotari que da el primer pelotazo oficial de ese tan bello frontón.
Frontón estaba hasta reventar, lleno de artistas, familias y conocedores del medio de la pelota. No cabía nadie más.
 Su fama crecía de manera exponencial así que para el año del 96 fue  mandado llamar por el cuerpo directivo para jugar en “Palacio de la Pelota” durante los meses en que  no abría el frontón de Acapulco. Por aquellos días el hoy conocido “Frontón México”, era considerado como monumento nacional.
Estaba listo para lucirse en esa temporada. Se dirigía a paso rápido al “Frontón México”  aquel fatídico día de Septiembre. Tenía programado un partido y esa era su única preocupación hasta que se encentró con la sorpresa que Herrera el jefe del  personal de seguridad no le permitía la entrada.
Narra el pelotari Román que se entrevista con Herrera:
Román: “Herrera no seas malo déjame pasar por mis cosas y me salgo.”
Herrera: “No te preocupes José en tres meses reabrimos el frontón.”
Y esos tres meses se volvieron 20 años.
Días después de ese suceso se enteró que el dueño del inmueble Antonio Cossio había entrado a las instalaciones del “Palacio de la Pelota” haciendo uso de la fuerza pública para quitarle el bien al en su momento director de la empresa “Operadora de Espectáculos Oficial de México”, Miguel del Río. Debido a esto, Antonio de Cossio decide no rentarle ni un día más el inmueble debido a conflictos que se tenían entre las partes.
Pero no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no llegué y después de años de litigio entre el dueño y diversos sindicatos que intervinieron en el tema laboral, por fin se reabrió y el 14 de marzo del 2017 inició su primera temporada.
Juan Pablo Osorno es un pelotari mexicano que tuvo la oportunidad de debutar como profesional a la edad de 19 años, en 1995. Tan sólo viviendo esa experiencia un año, ya que el “Palacio de la Pelota” cerró en 1996, el al igual que otros pelotaris tuvo la oportunidad de buscar un nuevo lugar en donde seguir desarrollándose en el deporte pero prefirió terminar de estudiar una carrera y tomar otro camino, dejando su pasión por el jai-alai.
Hasta hace unos cuatro años por hobby decidió volver a empezar a entrenar los domingos en sus tiempos libres, comenzando a recuperar nivel , y como dice Virgilio “Lo que ha de suceder, sucederá”, el Frontón México reabrió y aprovechó la situación para poder volver a vivir esta experiencia que pensó nunca volvería a experimentar jugando en uno de los inmuebles más importantes para el mundo de la pelota.
Los pelotaris tienen que tener fuerza, inteligencia, liderazgo, valor , coordinación, resistencia y sobre todo necesitas tener mucha pasión, realmente entrar a la cancha a dejarlo todo y vivir el deporte al máximo. El pelotari Osorno comenta que sobre todo los pelotaris mexicanos viven esta experiencia con  una pasión desmedida, ya que para los vascos es una actividad natural que han vivido y experimentado toda la vida.
Para el y los pelotaris mexicanos el que después de 20 años de cerrar el frontón poder estar  viviendo el renacimiento de este deporte es algo que los llena de orgullo.
La primera temporada del regreso del jai alai a México duró 4 meses, durante los cuales jugaron pelotaris mexicanos como Marco Ortega, Gonzalo Sierra y Juan Pablo Osorno. Y por el lado de los jugadores españoles pelotaris de la talla de Olharan , el mejor del mundo Imanol López, entre otros.
Para la siguiente temporada 2018 los pelotaris seleccionados del país vasco son los mejores del mundo por lo que los pocos pelotaris mexicanos presentes en el cuadro tendrán que prepararse para poder estar a la altura de las circunstancias.
Juan Pablo Osorno espera prepararse a fondo y disfrutar de cada partido, ya que como vive cada uno de manera muy intensa a veces se olvida de disfrutarlo. El esta consiente que esto no va a durar muchos años por su edad,  su trabajo y su vida como padre de familia.
“Vivir y vivirlo intensamente y desquitar esos 20 años que nos quitaron el jai-alai profesional en cada temporada que tenga la oportunidad de jugarlo y espero que de una forma más organizada y creativa la empresa del frontón México pueda llenarlo para que más aficionados puedan disfrutar de este bello deporte” fueron las palabras con las que el pelotari Osorno terminó la entrevista.

Y es que como dice el pelotari los mexicanos tienen que darse la oportunidad de disfrutar nuevos deportes, aprovechar el regreso a México del jai-alai, que en su mayoría es jugado en el país vasco y ampliar nuestra cultura del deporte. Con apoyo de los mexicanos que asistan a los partidos lograremos que el deporte siga vivo en el país.

1 comentario:

Post Top Ad

Responsive Ads Here