Una lucha por la inclusión, entrevista con la diseñadora Isabella Springmühl

“Quiero que la gente mire lo que yo puedo hacer, que las personas como yo también lo podemos lograr; aunque nos digan que no podemos.”


Imagen obtenida de https://www.instagram.com/down2xjabelle/
Tomada por © Manfred Scheucher - www.vollfotograf.at

Por: María José Serrano / mjserranoblog.com@serranomajoo

La Universidad Anáhuac campus México Norte tuvo una invitada de honor: Isabella Springmühl, la primera diseñadora de modas con Síndrome de Down en participar en la Semana de la Moda de Londres. La visita de la joven de 20 años proveniente de Guatemala, fue con motivo de la pasarela inclusiva “Runway Together: everybody fits in”, organizada por el programa de excelencia universitaria, Vértice. En ella participaron niños y jóvenes con capacidades diferentes que modelaron los extraordinarios diseños de la guatemalteca.

He tenido el enorme privilegio de entrevistar a Isabella, un ser humano increíble que tiene tantas cosas que enseñarnos. Con estatura baja, cabello largo y castaño, una gran sonrisa, y sus rasgos característicos de una persona con Síndrome de Down, la diseñadora posee un aura de amor que se esparce por toda la sala en donde la entrevisté. Portaba una chamarra confeccionada por ella misma, de mezclilla con bordados de colores y motivos indígenas guatemaltecos.

Isabella estaba muy entusiasmada por presentar su colección junto con los niños provenientes de distintas fundaciones, y dijo sentirse muy feliz de mostrarle su trabajo a los mexicanos; país al que adora por la calidez de sus personas. El lugar estaba lleno de gente, reporteros, camarógrafos, organizadores, amigos, profesores y su orgullosa madre; la inocencia de sus respuestas a mis preguntas conmovía a todo aquel que estaba presente, la transparencia con la que hablaba nos permitió conocerla en su totalidad y empaparnos de su historia.


Desfile Runway Together: everybody fits in.
Obtenida de Quien.com

El sueño de ser diseñadora de modas lo trae desde pequeña. Pasaba horas y horas viendo las revistas de moda para después dibujar los vestidos que más le gustaban. Sin embargo, Isabella afirma que el talento lo lleva en la sangre, y la creatividad viaja por sus venas, ya que su abuela materna también fue diseñadora. De ahí nace la inspiración para crear su propia marca Down to Xjabelle, en donde le rinde homenaje a su abuelita Xjabelle y lo combina con el nombre de la condición de Síndrome de Down.

Down to Xjabelle está enfocada en las personas como yo, que nos cuesta conseguir ropa; somos gordos y flacos, tenemos diferentes cuerpos. Aunque también diseño ropa para las personas sin dificultades.

Para lograr el reconocimiento mundial, Isabella tuvo que pasar por altos y bajos, y muchas puertas cerradas. Una de ellas fue cuando le negaron estudiar una carrera universitaria por tener Síndrome de Down. Tras haberse graduado de un colegio regular en donde tenía muchos amigos que la querían, ella aplicó para cursar la licenciatura en diseño de modas en dos universidades diferentes.

Intenté con dos universidades en Guatemala, pero me dijeron que no. “No aceptamos chicos especiales”, y yo me sentí muy triste porque con esa negación pensé que no iba a lograr mi sueño. Me negaron por tener Síndrome de Down, y yo sentí una enorme tristeza en mi corazón.

Isabella no aceptó esa respuesta, y con ayuda de su familia, buscó prepararse a través de otros medios. Ingresó a una academia en donde es feliz, ahí le han enseñado corte, confección, y diseño; y lo más importante, sus compañeros y su maestra la apoyan, la aceptan y la quieren, pero sobre todo, la tratan igual que a los demás.

Colección Cornucopia presentada en la pasarela Runway Together.
Su carrera como diseñadora creció rápidamente y fue entonces que la invitaron a participar en la Semana de la Moda de Londres, allí se enfrentó con uno de los mayores retos en su vida y con uno de los momentos de mayor aprendizaje. Participó junto con otros diseñadores de su país en la exhibición de Summer Set House, logrando que los ingleses y el mundo entero, admiraran su trabajo.

Ahora su marca Down to Xjabelle es reconocida mundialmente por sus coloridos y originales diseños, los cuales son hechos con telas y patrones típicos de los indígenas guatemaltecos; mismos que están creados con la finalidad de dar a conocer la cultura de Guatemala al mundo.

Si hay algo que caracteriza a la diseñadora, es el amor. Isabella lleva amor a cualquier lugar al que vaya. Ella ama la vida y ama vivir; todo lo que hace lo hace por amor y con el corazón en la mano, y sus diseños son reflejo de ello.

Yo diseño amor porque soy amorosa, mi corazón es amoroso. Lo hago todo con amor porque me lo dice mi corazón, mi corazón me marca lo que tengo que transmitir.
Imagen obtenida de
https://www.instagram.com/down2xjabelle/

Creativa, activa, divertida, amable y muy amorosa, así se describe Isabella cuando le realizo la pregunta de ¿quién es ella? Llena de cariño el cual se refleja en sus ojos, me cuenta que es la menor de sus hermanos y que tiene unos padres que la aman y la apoyan. Su familia es su mayor motivación para perseguir sus sueños, ellos la respaldan incondicionalmente y eso la incita a lograr todo lo que se propone.

Yo siempre he peleado para pasar las rocas de mi camino, y siempre llego hasta el final. Peleo por todo lo que quiero con el apoyo de Dios y de mis abuelos. El apoyo de mi familia me ayuda a que mis retos se vayan y yo sea libre.

La joven diseñadora nos demuestra que no hay imposibles; que no existen obstáculos que no se puedan superar, y que no hay montañas a las que no se pueda subir. Isabella nos enseña a hacer las cosas por amor, a trabajar con pasión y a hablar con el corazón. Pero sobre todas las cosas, nos alecciona que todos somos iguales y que debemos de ser tratados como tal, con los mismos derechos y las mismas oportunidades. El Síndrome de Down es simplemente una condición con la que algunas personas nacen, y es una condición de la que ella está orgullosa. Aún nos queda mucho que aprender como sociedad, empecemos aprendiendo de Isabella, la luchadora incansable, la que no conoce fronteras.

Me siento muy orgullosa de mi misma, porque yo pensé que nunca iba a pasar esto. Estoy muy feliz porque yo quiero que la gente mire lo que yo puedo hacer, que las personas como yo también lo podemos lograr; aunque nos digan que no podemos.

Isabella Springmühl y yo, después de la entrevista.

Fotografías proporcionadas por  © Manfred Scheucher - www.vollfotograf.at

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.