La fuente que nadie ve

Por Eduardo Romero Torres
Alumno de Prácticum I

Esta fuente que nadie ve es la más vieja de toda la Ciudad de México. Fue construida entre los años de 1759 y 1760. Hasta hace algunos meses, permanecía oculta entre decenas de puestos ambulantes y el bullicio del paradero del Metro Chapultepec.

Aislado por una vil reja, quedó la fuente más vieja. Foto: Eduardo Romero
El valor histórico de este monumento es incalculable. Aunque a lo largo del tiempo, ha sido objeto de varias intervenciones de restauración, éstas no han hecho otra cosa que deformar su belleza. Ahora, luce como una especie de rompecabezas de piedras sobrepuestas.

La fuente de Chapultepec se cae a pedazos, y con ella también nuestro pasado. Foto: Eduardo Romero 
En este lugar, hace más de tres siglos, iniciaba el Acueducto de Belén de las Flores, hoy conocido como Acueducto de Chapultepec. El acueducto estaba integrado por 904 arcos y fue inaugurado en 1779 por el virrey de Bucareli.

La fuente más vieja de todo México, víctima de ultraje y bandalismo. Foto: Eduardo Romero. 
Debido a su importancia histórica, diputados de la Comisión de Cultura de la ALDF y vecinos de la zona de Chapultepec, han llamado la atención a las autoridades del gobierno, INAH e INBA para que garanticen una operación de restauración urgente. Sin embargo, hasta hoy en día, la fuente que nadie ve se sigue desmoronándose al paso del tiempo y la indiferencia


Foto: Eduardo Romero


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.