¿Qué le pasa a Cruz Azul?

Por Jorge Herrera Méndez | @yorch_herrera
Practicum 1

Foto cortesía: www.publimetro.com.mx

Ha pasado mucho tiempo desde aquella final el 26 de mayo del 2013. La mayoría de los aficionados azules recuerda esa fecha con tanto dolor que no saben cuál ha sido el peor día de su vida.

Ese día no sólo perdieron la final y el campeonato, sino también la identidad, el orgullo, la sangre y la dignidad. A partir de esa fecha, no hay que ser un genio para saber que Cruz Azul se fue en picada. Es cierto que clasificaron a cuartos de final contra Toluca el siguiente torneo pero no se vió la misma cara que había tenido en pasadas liguillas. Era como saber que Toluca iba a ganar fácilmente tras solo recordarle lo que había pasado en la final.

Foto cortesía: expresodecampeche.com

Pero entonces han pasado hasta tres técnicos sin poder levantar a la maquina celeste. Guillermo Vázquez, Sergio Bueno y Tomas Boy han tratado por todos los medios posibles revivir al azul. Sin mucho éxito porque su ataúd es tan profundo que sólo un verdadero conocedor de la historia puede llegar a ser capaz de levantarlo. Tal vez, si se sueña un tal Joseph Guardiola o un José Mourinho pero eso está tan lejos de la realidad que se ve improbable.

Han roto un record negativo en la Liga MX que nadie es capaz de presumirlo, tener cinco torneos sin calificar a la liguilla. Con problemas se logra una victoria. Ya sea porque al final les empatan o porque dejaron ir una clara ventaja de 3-0 para que concluya con una derrota de 4-3. Se han ganado el termino cruzazulear porque no tienen la mentalidad de ganar sino de tener miedo a perder.

De ese partido aún están los jugadores claves que son: Jesús Corona y Christian “Chaco” Giménez. Y deberían irse porque viven de esa derrota y no saben cómo superarla. Sólo contagian a los nuevos con esa mentalidad y no ayuda positivamente hablando en lo deportivo.



Para este torneo se pensó que darían la campanada con un nuevo entrenador llamado Francisco Jemez, un técnico español que vino pensando en revolucionar el futbol mexicano. Y lo ha hecho con un futbol vistoso y ofensivo donde lidera la liga en posesión de balón. Y como en cualquier cuento de hadas, todos tienen un “pero”. Pero sus jugadores no saben meterla, no hay contundencia en las llegadas por más que tengan como 20 tiros a gol por partido. Y su contraparte es que los rivales apenas tienen una llegada a gol, pero la diferencia es que esa jugada termina en gol.

Paco Jemez es el menos culpable de toda la crisis que rodea a la institución azul. Él vino con una mentalidad ganadora y sabiendo que si un jugador no rinde como espera, se irá del equipo. O también cabe la posibilidad de que comerá banca. En el presente torneo no le va bien en cuanto a puntos al apenas cosechar 6 puntos de 24 posibles. Eso da una eficiencia de apenas 25% de partidos ganados. Lo que aumenta la presión de cesarlo, pero eso jamás será la solución.

Se viene una etapa tormentosa porque van a luchar no sólo contra rivales, sino también deberán hacer frente a los fantasmas del descenso que el último lugar ya solo está a 10 puntos, en resumen son 3 victorias y un empate para que Cruz Azul viva un verdadero infierno nunca antes visto. Por lo que cesar al español no traerá nada bueno. 

La solución es complicada, pero puede resultar muy efectiva, todos los que vivieron aquella final se deben ir y comenzar un nuevo proyecto con personas que no tengan en memoria ese partido y se dediquen a jugar fútbol. 


No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.